domingo 24 de octubre de 2021 - Edición Nº1054

Policiales | 4 oct 2021

CITY BELL

Otra patota de rugbiers dejó inconciente a un joven a la salida de una fiesta

Tras recuperar el conocimiento, afortunadamente la víctima sólo presentó algunas contusiones y un corte en una mano. Se abrió una causa por lesiones leves y amenazas.


Por: Redacción Info360

Este domingo en horas de la madrugada, un joven de 21 años fue brutalmente agredido por una patota de rugbiers en una fiesta, luego de haber sido golpeado inicialmente por uno de los integrantes del grupo de 21 años, a quien pudo identificar ante la policía.

El hecho ocurrió en 474 y 30, en la localidad platense de City Bell, y las cámaras de seguridad de la zona registraron el momento del ataque, por el cual la víctima, identificada como Ramiro, quedó inconciente y se abrió una causa bajo la calificación legal de lesiones leves y amenazas.

Es que, luego de ser asistido y constatar que sólo había recibido golpes y un corte en una de sus manos, el joven agredido recibió una amenaza de muerte vía Whatsapp por parte de uno de los atacantes. Según contó, identifica a uno de los rugbiers, de nombre Felipe, aunque habían entre  6 y 7 más.

Además, según pudieron precisar, la patota huyó en una camioneta blanca modelo Hyundai Tucson y los vincularon al club de rugby Albatros, ubicado en 135 y 515.

La fiesta había sido organizada en la casa de la novia del joven golpeado en ocasión de su cumpleaños, y la reyerta inició por una discusión dentro de la fiesta, tras la cual se citaron a pelear en la calle.

En las imágenes se puede observar como el victimario se trenza brevemente a golpes con la víctima, dejándolo en el suelo y retirándose. No obstante, los amigos del jugador de Albatros identificado como Felipe, continúan golpeándolo tendido en el piso.

Como consecuencia del hecho, afortunadamente sólo hubo que lamentar una serie de contusiones y un corte en un dedo, aunque queda claro que el límite con la desgracia en estas ocasiones es muy fino.

Al momento, el único imputado es el primer agresor reconocido por la víctima, mientras intentan identificar al resto de la patota. Desde el club aclararon que no los han identificado, pero en caso de ser jugadores de la institución se tomarán medidas disciplinarias.

Inevitablemente el caso remite al crimen de Fernando Báez Sosa, perpetrado en Villa Gesell en febrero de 2020 por parte de un grupo de rugbiers de Zárate y cuyo juicio se encuentra actualmente en instancias clave.

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:
Más Noticias

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias