Luego de 15 días murió el repartidor baleado en Villa Elvira

Policiales Sociales Titulares

El hecho transcurrió en 7 y 99, donde delincuentes disfrazados de Rappi lo balearon. En el caso está involucrado un chico de 15 años, que también aparece en las sospechas por un crimen de hace dos meses que derivó en un linchamiento en Villa Elvira

El ladrón se paró a unos cinco metros de Carlos Julián Álvarez Allende (44), quien buscaba protección detrás de los surtidores. Levantó el arma pero no disparó. Tomó la moto del cocinero y se fue. Ya había hecho mucho daño y ayer se confirmó que fue todo lo posible: la víctima murió tras una internación de dos semanas en la que nunca logró superar el daño de los dos balazos que recibió en medio del robo de su moto.

Una de las hipótesis que se investigan le pone el arma en la mano a un chico de 15 años, quien fue llevado a la comisaría el lunes 9 junto a un joven de 19 años.

Al adolescente lo mandaron a la casa en cuestión de horas porque es inimputable de delitos para la ley penal. Sin embargo, lo volvieron a cargar a un patrullero de la Dirección de Investigaciones (DDI) el sábado pasado.

Los detectives lo involucran en otro crimen, ocurrido en la madrugada del 4 de septiembre, frente a una casa de 1 y 92. Fue el corolario de una historia de enfrentamientos entre jóvenes. Alrededor de las 3, Matías Andrés Tejeda Alegre, de 18 años, recibió un disparo en la cabeza por parte de lo se sospecha fue un trío criminal entre el adolescente en cuestión, un chico de 17 años y una chica de 18, quienes habían llegado en moto. Tejada Alegre, murió un par de días después por los daños en la cabeza. El presunto tirador murió antes, ya que familiares y amigos del baleado lo atacaron en una casa de 92 entre 4 y 5. Lo mataron a golpes y machetazos y quemaron su casa. La chica se salvó de milagro y fue detenida al salir del hospital.

Fuente: ELDIA