Le concedieron la prisión domiciliaria al cura Raúl Sidders

Policiales Titulares

El ex capellán del colegio San Vicente de Paul se encontraba en prisión preventiva desde diciembre del año pasado, acusado por el abuso de una menor de edad entre 2004 y 2007.

El sacerdote Raúl Anatoly Sidders fue beneficiado con el arresto domiciliario por la justicia de Garantías de La Plata, luego de pasar casi 5 meses en prisión preventiva en el marco de una causa por abuso gravemente ultrajante contra una menor de edad.

La joven formalizó la denuncia en agosto del año pasado, tras lo cual el acusado fue trasladado a cumplir funciones en el departamento de Iguazú. La situación motivó pedidos de detención, debido al alto riesgo de fuga hacia varios países limítrofes, la cual finalmente fue ordenada y efectuada el 1 de diciembre de 2020.

Dos semanas después, ordenaron la prisión preventiva con arresto domiciliario, pero ante la apelación, el beneficio quedó trunco.

En enero la Cámara de Apelaciones había ratificado la detención de Sidders en la Alcaidía de La Plata, y ordenó al juez Agustín Carlos Crispo “un rápido y amplio informe médico”, a los fines de determinar si sufría de alguna patología que lo ubicara como población de riesgo en el marco de la pandemia.

Según informó la Agencia Télam, fuentes judiciales precisaron que en los últimos meses el cura había acusado una situación de stress. En ese marco, a pesar de que las pericias evaluaron que la prisión domiciliaria no modificará el cuadro, el fiscal penal Álvaro Garganta respaldó el pedido presentado por la defensa del ex capellán.

La denunciante luego de radicar la presentación judicial.

En ese escenario, Crispo, juez de Garantías N° 6 de La Plata, ordenó el arresto domiciliario.

No obstante, el abogado de la denunciante, Juan Pablo Gallego, adelantó: “La prisión domiciliaria no se hará efectiva porque vamos a apelar el fallo, ya que el mismo no tiene fundamento en las pericias médicas realizadas a Sidders, las cuales no concluyen que la prisión efectiva podría afectar la salud del mismo”.

A su vez, recordó que el detenido tiene 60 años, “se encuentra desde el 1 de diciembre cumpliendo prisión efectiva en la Alcaidía Roberto Pettinato, y no ha sufrido ningún daño en su salud” desde entonces.

En esa línea, evaluó que el manejo procesal es “raro”, y mencionó que el pedido de domiciliaria “ya contaba con un pronunciamiento de la Cámara (de Apelaciones)”, a la cual volverán a acudir.

Ver más:

Tagged