Horror en zoo de Concordia: no encontraban animales y hallaron sus cueros en inspección

Uncategorized

La macabra escena tuvo lugar en la localidad entrerriana tras la denuncia de vecinos de la zona por irregularidades. Hace menos de un mes ya habían clausurado el zoológico de Entre Ríos.

Las irregularidades en los establecimientos de exhibición de animales se han multiplicado en los últimos meses, ante la falta de visitantes por la pandemia. Si bien es cierto que las denuncias de activistas en torno a los zoológicos son históricas, cada vez son más frecuentes los hallazgos de prácticas perversas en estos predios.

No obstante, lo ocurrido en el zoológico de Concordia, localidad ubicada en la provincia de Entre Ríos, transgrede un límite hacia lo macabro.

Tras denuncias anónimas contra el establecimiento realizadas por vecinos, personal del Ministerio de Medio Ambiente llevó adelante un operativo de inspección, donde se reportó el faltante de siete tigres de bengala, dos osos y dos yaguaretés.

Durante los procedimientos, a su vez, se encontraron cueros y alfombras confeccionadas con las pieles de cinco tigres y un yaguareté, que fueron incautadas por la Brigada de Control Ambiental (BCA). En principio, no dieron precisiones respecto al paradero del resto de los animales silvestres ausentes.

Video del procedimiento.

En otro orden de gravedad, también se supo que el establecimiento no estaba inscripto a nivel nacional en el registro de operadores de fauna silvestre, como indica la Ley.

En relación con esto, también se registraron irregularidades en la documentación que acredita la tenencia legal de los mismos, así como los registros de bajas, certificados de necropsias.

En este marco, Control Ambiental inició un sumario administrativo contra el establecimiento y se dará curso a una denuncia judicial por la comercialización de animales silvestres.

Además, desde el Ministerio de Medio Ambiente intimaron al administrador a cumplir inmediatamente con una adecuación y un inventario actualizado de los ejemplares que actualmente habitan en el lugar. En caso de no cumplirse, se clausurará el zoológico.

El segundo caso en poco tiempo

Menos de un mes atrás, el Gobierno nacional había clausurado el Zoológico de Luján. En aquel caso, los denunciantes habían sido ex empleados del establecimiento, quienes además eran amenazados y llegaron a recibir “aprietes” frente a cámara.

Las acusaciones giraban no sólo en torno a situaciones de maltrato animal, sino también a condiciones laborales precarias y peligrosas. Entre otras cuestiones, se mencionaba que los encargados de alimentar y cuidar animales peligrosos, como leones, no se encontraban capacitados, además de las bajas remuneraciones y las condiciones informales de empleo.

Activistas iniciaron una campaña para cerrar el zoo de Luján.

En aquella ocasión, el viceministro de Medio Ambiente de la Nación, Sergio Federovisky, encabezó el operativo y afirmó que “las autoridades incurren en incumplimientos desafiantes” de la normativa referente al trato con animales.

Al respecto, el funcionario adelantó que la idea es transformar el zoo en un ecoparque, así como ha ocurrido en esos establecimientos en otros distritos, como la Ciudad de Buenos Aires o La Plata.

Tagged