Alarma en Arana por ola de violentos asaltos

Policiales Titulares

Con horas de diferencia, dos familias del barrio suburbano sufrieron robos a mano armada por parte de delincuentes que actuaron con brutalidad.

La inseguridad en la ciudad de La Plata se ha vuelto una de las principales problemáticas en los últimos años, y es una realidad que sufren los vecinos de todos los barrios y el casco urbano.

En este marco, en las últimas horas, la región de Arana se vio asediada por violentos hechos de inseguridad que mantienen en vilo a los frentistas.

En horas de la madrugada del martes, una familia de productores hortícolas fue abordada en su vivienda por dos delincuentes armados en su domicilio de 167 y 95. Para ingresar, tumbaron a patadas la puerta de la casilla y amenazaron de muerte a los dueños, mientras su hija de 7 años observaba la escena.

Los encapuchados actuaron alrededor de las 2:30 horas, y su violenta irrupción alarmó a vecinos de la zona. En un acto de solidaridad, estos comenzaron a gritar para ahuyentar a los malhechores y hasta hicieron explotar un petardo para que creyeran que habían comenzado a disparar.

La utilización de uniformes de la policía bonaerense, un modur operandi habitual en la región oeste.

En diálogo con Diario El Día, las víctimas afirmaron que les “robaron de todo”, aunque reconocieron que el accionar del barrio dio resultado y apuró la huída de los maleantes, que se dieron a la fuga con $20 mil y otros elementos

Además, tras el llamado al 911 acudieron al lugar efectivos del Comando de Patrullas y emprendieron un operativo para dar con los ladrones, aunque no dio resultados y por estas horas se intenta encontrar pistas para seguir su rastro en cámaras de seguridad de la zona.

En tanto, el mismo martes alrededor de las 6 de la mañana, cuatro delincuentes armados disfrazados de efectivos policiales irrumpieron en una vivienda ubicada en 160 y 603 al grito de “policía”, redujeron y golpearon a uno de los moradores, de 37 años.

Tras maniatarlo con alambre y golpearlo con la culata de un revólver, se dirigieron a una casilla dentro del mismo terreno donde se encontraba descansando su cuñado y lo trasladaron a la casa. Allí continuaron agrediéndolos, al tiempo que les exigían dólares.

Al no tener éxito para dar con ahorros de moneda extranjera, sustrajeron un monto de pesos que no fue precisado y emprendieron la huída, sin que las autoridades policiales hayan podido dar con su paradero.

Tagged