miércoles 21 de febrero de 2024
- Edición Nº1904

Sociales | 12 feb 2024

Exportaciones

Desplome del consumo de carne en Argentina por suba de precios y apertura para exportar

La suba de precios en el mercado de carne vacuna y la eliminación de restricciones para exportar han provocado una significativa caída en el consumo interno de carne en Argentina. Los expertos señalan que los consumidores han cambiado sus preferencias, optando por pollo y cerdo. Las exportaciones de carne aumentaron, llegando al 33% en enero, mientras que el consumo promedio por habitante ha descendido a 40-42 kilos por año. La inflación y la liberación de restricciones a las exportaciones han impactado en el poder adquisitivo y en el volumen de consumo.


Por: Info 360

El consumo interno de carne vacuna en Argentina ha experimentado un marcado descenso en los últimos tiempos, atribuido a la suba de precios en el mercado ganadero y a la apertura de exportaciones, según informaron fuentes del sector. La eliminación de restricciones a las exportaciones ha llevado a un aumento significativo de las ventas al exterior, alcanzando el 33% en enero.

Víctor Tonelli, consultor privado de ganados y carne vacuna, señaló que el índice del mercado del novillo en el Mercado Agroganadero de Cañuelas ha experimentado un ajuste del 18% en lo que va del año. No obstante, al considerar el valor de noviembre, antes de la liberación de restricciones a las exportaciones, el ajuste se aproxima al 70%. En diciembre, se exportó cerca del 30% del total de carne, y en enero, este porcentaje se elevó al 33%.

La caída en el poder adquisitivo y el volumen de consumo ha sido notable, y se estima que el consumo promedio por habitante ha disminuido a 40-42 kilos por año. La inflación y la preferencia de los consumidores por alternativas más económicas, como pollo y cerdo, han contribuido a esta tendencia.

Sergio Pedace, presidente de la Cámara Argentina de Matarifes y Abastecedores (CAMyA), anticipa que los precios de la carne vacuna se irán ajustando gradualmente y seguirán la tendencia inflacionaria. Indica que la suba ya no depende solo del consumo interno, ya que los consumidores han optado por productos más asequibles como el pollo y el cerdo.

En resumen, la combinación de factores como la suba de precios, la apertura para exportar y la preferencia del consumidor por opciones más económicas ha llevado a un desplome en el consumo interno de carne vacuna en Argentina. La situación actual refleja la complejidad de la economía y el impacto de las decisiones políticas en el sector alimentario del país.

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:
Más Noticias

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias