domingo 04 de diciembre de 2022
- Edición Nº1460

Sociales | 25 ago 2022

Una nueva batalla en el Normal 2 provocó el enojo de un dirigente platense contra los gobernantes: “Viven en Marte”

Las clases se vieron suspendidas y Federico Martelli apuntó contra la gobernación: “Cada día más grande la desconexión de la política con los problemas de la gente”.


Por: Redacción Info360

El colegio Normal 2 volvió a ser epicentro de escenas de brutal violencia este miércoles, protagonizadas por estudiantes de la institución y que provocaron la suspensión de las clases para todos los grados.

Luego de que el martes pasado se hubieran registrado episodios de enfrentamientos entre adolescentes que terminaron con un adolescente herido en su cabeza, según afirmaron testigos, a raíz de un golpe con arma de fuego; este miércoles se registró la continuación del conflicto con una auténtica batalla campal.

En esta ocasión la batalla incluyó golpes, piedrazos, heridos y autos rotos; además de que algunos estudiantes aseguraron que hubo jóvenes que llegaron a mostrar armas.

El nuevo episodio de inaceptable violencia provocó el enojo de un dirigente político de la ciudad, cuyos hijos asisten al establecimiento.

“Otra vez la violencia en una escuela de La Plata, en la escuela de mis hijos. Corridas, piedrazos, adolescentes armados y heridos en pleno centro de la ciudad, a 4 cuadras de la Casa de Gobierno”, expuso a través de su perfil de Twitter.

El secretario general del Movimiento Unidad Popular (MUP) apuntó contra la administración política, asegurando que es “cada día más grande la desconexión de la política con los problemas de la gente”.

Sobre los incidentes, cuestionó que “todos los padres tenemos que ir a retirarlos antes, interrumpiendo una vez más la jornada escolar” y volvió a cargar contra la dirigencia: “Todo mientras a 4 cuadras, las autoridades de la Provincia hicieron un acto por la jura de un Ministro cantando que van a armar quilombo por la jefa. En Marte viven”.

En diálogo con otro usuario, Martelli señaló que luego de los incidentes del martes, “mínimo hoy tendría que haber 20 policías en la puerta. Y si se van a agarrar en otro lado, al menos no interrumpen las clases de cientos de chicos. Que además de perder horas de clase, están asustados y no quieren ir mañana”.

En esa misma línea, sentenció: “La educación y la seguridad son postestad del Gobernador. Ambas cosas empeoraron desde que asumió”.

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:
Más Noticias

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias