Vecinos lincharon al presunto violador y asesino de una niña de 9 años en Tucumán

Policiales Titulares

El hombre había sido visto caminando de la mano de la niña en las horas previas a su desaparición. Si bien la policía había evitado que se filtre su identidad en el marco de la investigación, fue identificado y atacado por un numeroso grupo.

Este miércoles, vecinos de un barrio de San Miguel de Tucumán lincharon y asesinaron a un sospechoso por la violación y el femicidio de Rocío Abigail Riquel. La niña, de 9 años, fue hallada el sábado asesinada y con signos de haber sido abusada, luego de haberla visto caminando con el hombre atacado.

Fuentes policiales identificaron al sujeto asesinado como José Antonio Guaymas, de 25 años, conocido como “culón”. Se trata de un ex recluso que había recuperado la libertad tres días antes de la desaparición de la niña, luego de cumplir una condena por robo.

Testigos habían declarado haberlo visto caminando de la mano con Rocío Abigail el sábado, previo a su aparición, por lo que era intensamente buscado por las autoridades policiales. Pero los familiares y allegados de la víctima también se encontraban a la búsqueda del presunto agresor.

La imagen del sospechoso que circulaba para dar con su paradero.

Si bien se creía que el sujeto estaría escondido, vecinos lo identificaron en un monte de la zona este miércoles y procedieron a golpearlo. Algunos testigos aseguraron que además de golpes de puño y patadas, algunos le propinaron machetazos.

Cuando arribó la policía, los linchadores lo entregaron a los efectivos, semidesnudo, ensangrentado e inmóvil. Tras realizar las pericias, se confirmó que se trataba de Guaymas, el principal sospechoso del brutal crimen que conmocionó al país entero.

“El culpable ha pagado”

Tras el episodio, el padre de Abigail, Pablo Riquel, se apersonó en la puerta de la comisaría 12, donde fue trasladado el cuerpo del femicida. También participó de la manifestación que se concentró en Plaza Independencia, de la capital tucumana, en apoyo a la familia de la niña.

Allí, en declaraciones a la prensa, expresó: “Mi hija va a descansar en paz sabiendo que el culpable ha pagado por lo que ha hecho, y va a estar un poco más tranquila”.

La familia de Abigail durante la manifestación en pedido de justicia.

En este sentido, agregó: “perdí una parte de mí. Por más que haya muerto o que pague en la cárcel, no tengo consuelo”. En ese momento aún no se había confirmado que el sospechoso había fallecido, y de hecho entre la multitud muchos aseguraban que en la comisaría lo estaban protegiendo.

Por último, Riquel le agradeció a los vecinos por el apoyo, destacando que “siempre nos acompañaron”, y reclamó seguridad para su barrio y las familias que allí viven.

Tagged