Tras el aterrizaje exitoso, comienza la misión del Perseverance en Marte

Ciencia Mundo Titulares

El rover buscará, en el lapso de dos años, rastros de vida pasada en el planeta rojo, para comenzar a desentrañar los fenómenos que tuvieron lugar allí antes de convertirse en el gran desierto que conocemos.

Luego de más de seis meses de viaje por el espacio, el robot de última tecnología Perseverance aterrizó en Marte con una imponente precisión geográfica y temporal. El logro fue celebrado con entusiasmo desde la NASA y transmitido en directo hacia el mundo, en una nueva demostración de la capacidad aeroespacial de la potencia norteamericana.

Tal como estaba pautado desde su lanzamiento, el pasado 30 de julio desde Cabo Cañaveral, Florida, la misión Mars 2020 amartizó este jueves a las 17:55 horas de la Argentina.

Tras un viaje espacial de 203 días, el Perseverance inició su estadía marciana, durante la cual captará y analizará diferentes muestras en la superficie del cráter Jezero.

Así era celebrado el amartizaje del Perseverance por el equipo de la NASA.

Se trata del más grande y avanzado rover que la humanidad envió a otro cuerpo celeste, con unos 1.026 kilogramos de peso y equipación de excelencia para el análisis geológico y microbiológico.

Dentro de aproximadamente un mes, iniciará la investigación de rocas y sedimentos del lecho del antiguo lago y delta del río Jezero, para obtener aproximaciones sobre la superficie y el clima pasado en esa región.

Respecto a la búsqueda vital, la ambición consiste en hallar rastros de vida antigua a nivel microbiológico. Esto desplazaría del terreno de la especulación y la hipótesis la idea de la vida fuera de nuestro planeta, otorgando certezas de que al menos alguna vez, en un determinado contexto y entorno, fue posible la vida extraterrestre.

Según pudieron determinar los especialistas, hace unos 3.500 millones de años, el cráter a explorar alojaba un delta fluvial y se encontraba lleno de agua, elemento esencial para la presencia de vida.

Imagen ilustrativa del rover Perseverance.

Los diferentes instrumentos, como cámaras de alta calidad, un complejo sistema de almacenamiento de muestras, cabezales de detección remota que permiten la creación de panoramas 3D en color y de alta resolución, permitirán obtener capturas inéditas de la superficie marciana en el área a explorar.

Al igual que los cabezales, se ubica en el mástil la “SuperCam”, que utiliza tecnología de láser pulsado para estudiar la conformación química de rocas y sedimentos. Este instrumento incluso tiene su propio micrófono, lo cual puede aportar información a los especialistas en relación a las propiedades de las superficies analizadas.

Durante las próximas semanas, científicos pondrán a prueba estas diferentes herramientas, sistemas y funcionalidades que presenta el perseverance. Luego de esto, probarán la fase de vuelo, donde se despliega el helicóptero Ingenuity. De funcionar correctamente, esto permitirá agregar a la exploración la dimensión aérea.

Culminada esta fase, el rover iniciará la búsqueda de rastros de vida microbiana y exploración geológica.

Tagged