Posiciones contrapuestas sobre los colegios platenses que buscaron continuar con la presencialidad

Educación Sociales Titulares

SADOP y la defensoría ciudadana se pronunciaron sobre los casos de Esseri y Patris, que habían anunciado que desconocerían el DNU del Gobierno Nacional.

La discusión pública sobre la suspensión de la presencialidad por 15 días en el AMBA continúa este lunes, día en que la normativa comienza a regir, luego de que las instituciones educativas platenses que habían adelantado que continuarían abriendo sus puertas, finalmente acataran el decreto presidencial.

El viernes pasado, el jefe de Gabinete bonaerense, Carlos Bianco, se refirió al tema en declaraciones radiales y advirtió: “Lo vamos a estar evaluando; hay que avisarle a ese colegio que se está oponiendo a un Decreto de Necesidad y Urgencia de orden público, puede tener una sanción muy fuerte, es un decreto con fuerza de ley”.

Finalmente, los colegios de la zona norte platense que habían llamado a desobedecer la disposición nacional y provincial, la terminaron acatando.

“Todo dentro de la Ley, nada fuera de ella”

El gremio de docentes de establecimientos de gestión privada, SADOP, publicó en las últimas horas un comunicado donde resaltan que “luego de intentar mantenerse fuera de los marcos legales que el Estado de Derecho estipula, los propietarios de los colegios Patris y Esseri han decidido cumplir con el decreto que suspende las clases presenciales por dos semanas”.

El texto, titulado “Todo dentro de la Ley, nada fuera de ella”, menciona que no podían adoptar una posición diferente, ya que “se encuentran bajo control del marco legal” provincial.

“Ningún propietario, aunque la impunidad del poder del dinero así se los haga creer, está por sobre las leyes que organizan a la sociedad”, advirtió el sindicato.

A su vez, se refirieron a un comunicado del Colegio Esseri que asegura que la institución se enteró a través de los medios de comunicación de “acciones gremiales” que, consideraban, podrían resultar nocivas a los niños que asisten a la escuela.

“SADOP La Plata, consciente de su rol, nunca realizaría acción alguna que ponga en riesgo a un miembro de una comunidad educativa”, expresaron desde el gremio, al tiempo que precisaron que se recorrieron “los caminos legales”, realizando una denuncia ante el Ministerio de Trabajo bonaerense, y “se citó de urgencia a las dueñas y dueños de los colegios Patris y Esseri”.

No obstante, también expresaron que los titulares no comparecieron ante la convocatoria, ante lo cual desde el sindicato se solicitó que este lunes se hicieran presentes agentes de la Ministerios de Educación, Trabajo, Seguridad y Justicia, “a fin de que los empleadores cumplan con las normas”.

Además, calificaron como “conductas nocivas contra la integridad de docentes y de la comunidad educativa” los llamamientos a “violar la Ley” y continuar con el dictado de clases presenciales en una crítica situación epidemiológica nacional, provincial y municipal.

“El abrazo simbólico al que convocan las autoridades del Colegio Esseri es una acción nociva, en tanto expone a las infancias que dice defender a un riesgo innecesario en un  grave momento de la pandemia en la ciudad de La Plata”, expresaron.

Además, enumeraron en esa línea: “despedir trabajadoras durante una crisis económica inédita y eludir la responsabilidad de pagar indemnizaciones”; así como “recargar con horarios y tareas impuestas a docentes en cuarentena”.

“Es un sinsentido sancionar a quienes defienden la educación”

La defensora ciudadana de La Plata, Marcela Farroni, también se refirió a este conflicto, considerando “un atropello y un sinsentido” que recayeran sanciones sobre las instituciones que pretendían obviar el Decreto de Necesidad y Urgencia presidencial y continuar con las aulas abiertas.

En este sentido, expresó su malestar e instó a los funcionarios a convocar al diálogo con las familias y los responsables de los colegios. Según evaluó, es un tema muy sensible para toda la sociedad y no habrá convivencia pacífica mientras exista la prohibición, la amenaza y la imposición.

“¿Cómo puede ser que exista tanta distancia entre la política y la gente? Las familias de alumnos de la ciudad están en la calle manifestando por la educación de sus hijos, y el gobierno detrás de un escritorio, sin explicar científicamente la decisión de cerrar las escuelas”, cuestionó Farroni.

Además, la defensora ciudadana acusó a la provincia de “amenazar” a los dueños de los colegios “que quieren impartir educación y mantener las escuelas abiertas”.

En torno a los reclamos, también echó luz sobre una de las cuestiones que se vienen oimtiendo en el debate público: “Luego de todo un año de escuelas cerradas y el gran esfuerzo que significó poner en marcha al sistema educativo, 15 días de cierre resultan dramáticos, pero sobre todo porque la gente no cree que vayan a ser sólo 15 días”.

Hasta ahora, el conflicto parecía cernirse alrededor de estos 15 días de suspensión, y buena parte de los argumentos de quienes respaldaban la decisión de Alberto Fernández apuntaba a que, por el régimen mixto que regía hasta el momento, dos semanas sin presencialidad no significaban una gran diferencia en la instrucción escolar.

Padres Organizados, una de las organizaciones que brega por sostener la presencialidad.

Queda claro que las extensas y rígidas medidas establecidas por el Gobierno durante el año pasado son el gran condicionante a la hora de pensar en políticas restrictivas en la actualidad. El fantasma de un nuevo confinamiento indefinido socava la espalda política para tomar decisiones duras en el peor momento de los contagios desde el inicio de la pandemia.

La defensora ciudadana destacó, además, que “los Ministros de Salud y Educación manifestaron que la escuela es segura y que en la escuela no se dan contagios, se realizó un monitoreo desde el inicio de clases y los resultados son muy buenos”.

En este sentido, recordó “las condiciones de precariedad y miseria en el que viven miles de niños, niñas y adolescentes del AMBA y nuestra ciudad”, contexto en el cual analizó que “el lugar más seguro en el que pueden estar es la escuela”.

Hacia el final, lamentó que se esté “mezclando la política en el tema educativo” y destacó que durante el 2020 “aprendimos que la educación es esencial y fundamental para el desarrollo y el bienestar físico, psíquico y mental” de niños, niñas y adolescentes.

“Esperamos que el fallo judicial que permite en el día de hoy abrir las escuelas y que los nnya de ciudad autónoma de Buenos Aires puedan continuar con la presencialidad, pueda ser replicado en la Provincia y en la ciudad de La Plata, y que la justicia haga lugar a los amparos presentados por colegios, familias y docentes por la educación”, concluyó.

Tagged