Pfizer desmintió el pedido de “pagos indebidos” o “intermediarios” por parte del Gobierno

Politica Salud Titulares

En la exposición de los laboratorios ante la Cámara de Diputados, el gerente general de la farmacéutica negó las acusaciones de dirigentes opositores.

El laboratorio Pfizer negó en la Cámara de Diputados que haya habido irregularidades en torno al pedido de sobornos en las negociaciones con el Gobierno nacional para la adquisición de vacunas contra el coronavirus y descartó tener “interés” en bienes naturales o reservas del Banco Central.

De esta forma, la farmacéutica estadounidense volvió a desacreditar las afirmaciones de la titular del PRO, Patricia Bullrich, quien el mes pasado denunció en una entrevista televisiva que las dificultades para adquirir vacunas de Pfizer obedecían a una supuesta pretensión del exministro de Salud, Ginés González García, de “tener un retorno”.

Recordemos que, semanas atrás, la firma había publicado en su sitio web un comunicado desmintiendo los dichos de la dirigente de la oposición. Ahora, frente a los jefes de los bloques mayoritarios de la cámara baja, el laboratorio ratificó que no existió tal situación.

“En ningún momento hubo pedido de pagos indebidos o existencia de intermediarios”, aseveró el gerente de Pfizer, Nicolás Vaquer, al exponer en una reunión informativa realizada en la cámara baja, en la que también aseguró que el laboratorio está haciendo “el máximo esfuerzo para traer la vacuna a la Argentina”.

En su exposición, Vaquer aclaró que la empresa “no tiene ningún interés en intervenir con los bienes del Estado” -tanto “naturales, reservas del Banco Central o bienes culturales”– en sus tratativas con el Gobierno para la adquisición de vacunas.

Las afirmaciones del representante del laboratorio estadounidense echan por tierra las acusaciones vertidas las últimas semanas no sólo por Bullrich, sino también por otros dirigentes de Juntos por el Cambio.

Esa denuncia mediática le valió a la titular del PRO varias citas con la Justicia y deberá dar explicaciones ante el Juzgado Federal 1 de María Servini y en el fuero civil, tanto a partir de un planteo del ex ministro González García como en otro por difamación y delitos contra el honor que presentó el presidente Alberto Fernández.

La Justicia deberá determinar si la denuncia mediática de Bullrich pudo haber afectado el proceso de negociación del Gobierno con Pfizer o dañado la confianza de la población en la gestión sanitaria de la pandemia.

Para el Ejecutivo, la gravedad institucional que implica sembrar sospechas en las ya complicadas negociaciones para conseguir vacunas contra el coronavirus, en medio de una pandemia, fue uno de los motivos centrales para demandar judicialmente a la presidenta del partido fundado por Mauricio Macri.

Tagged