Parque Castelli: A plena luz del día, cuatro delincuentes robaron una gran suma tras una violenta entradera

Politica Titulares

VIDEO: Los hombres estaban armados y la víctima afirma que actuaron con gran cautela a pesar de haberle sustraído el botín bajo amenaza.

Este martes, un platense sufrió una temeraria entradera por parte de cuatro delincuentes armados, que lo abordaron saliendo de su domicilio y, a punta de pistola, lograron sustraerle unos $180.000.

El hecho ocurrió a plena luz del día, minutos antes de las 13 horas en 69 entre 22 y 23, a pocas cuadras del Parque Castelli y la víctima fue Roberto Rollie, un hombre de 64 años que afortunadamente resultó ileso.

Las cámaras de seguridad de la casa lograron captar el momento en que el hombre se encontraba dialogando con una vecina en la vereda mientras sacaba su auto, un Peugeot 208, del garage y los agresores frenan repentinamente detrás suyo a bordo de un automóvil de alta gama color gris.

“Fue un momento espantoso. Estaba tranquilo charlando con una señora, iba a sacar el auto. Viene un auto, estaciona y me traba atrás”, narró Rollie en un entrevista a C5n.

El momento de la entradera, captado por cámaras de seguridad.

Rápidamente uno de los sujetos lo aborda mostrando el arma, lo baja del auto agarrándolo del cuello e intenta ingresarlo a la casa, momento en el que la víctima trastabilla y cae a la vereda. Sin mayores reparos, lo arrastran hacia dentro del garage y también hacen entrar a la vecina que dialogaba con él.

Según explicó, en esos primeros instantes le exigieron que no haga “ningún movimiento raro”, ni tampoco intentara “gritar ni hacer ninguna locura”.

Según fue precisado, los ladrones se hicieron de unos $30.000 pesos correspondientes al sueldo de la víctima y de US$900 que tenía en su vivienda, redondeando un monto de unos $180.000.

“Una vez que me tiran, me dicen que les diera todo el dinero que tenía. En ese momento el auto estaba en marcha y les dije ‘por qué no se llevan el auto’ y les di la llave. Pero me dijeron ‘no, el auto no lo necesitamos’. Necesitamos dinero. Después, el celular no se lo llevaron, pero se llevaron mis documentos”, contó Roberto.

La zona donde ocurrió el ilícito.

Otro de los rasgos característicos de este ilícito fue la ausencia de los habituales abusos de poder y escenas de violencia brutal, según afirmó el hombre. “Yo en ese momento lo único que pedí fue que no me maten, pero noté que ‘trabajaban’ con mucha profesionalidad”, indicó.

Según se desprende de su testimonio, los malvivientes utilizaban guantes, tenían la cara tapada y se encontraban en un estado de lucidez absoluta. “No estaban drogados ni nada”, consideró, y hasta analizó: “Tengo la sensación de que iban a robar algo más grande que una casa, y que esto fue el voleo”.

De todas maneras, Rollie contó que es paciente cardíaco y que fue intervenido quirúrgicamente unos 9 años atrás -detalle que les contó a los agresores-, por lo cual semejante escena podría haber culminado en una tragedia de todas maneras.

Tras el asalto, se hicieron presentes efectivos del Comando de Patrullas y de comisaría, así como la científica, aunque hasta el momento hay pocas precisiones del paradero de los delincuentes.

Tagged