Países Bajos: tercera noche de protestas contra el toque de queda deja como saldo más de 180 detenidos

Mundo Titulares

Se trata del primer confinamiento de este tipo desde la Segunda Guerra Mundial, y ha tenido una violenta resistencia. El primer ministro advirtió: “Es violencia criminal, y la trataremos como tal”.

Luego de un violento fin de semana de protestas nocturnas contra las restricciones adoptadas por el Gobierno, grupos de manifestantes volvieron a protagonizar amplios destrozos, que incluyeron saqueos, enfrentamientos con la policía e incendios en diferentes regiones de los Países Bajos, nación conocida más comúnmente como Holanda.

Tras los caóticos disturbios, las fuerzas de seguridad confirmaron más de 180 detenidos a lo largo de todo el país.

Según se precisó, las manifestaciones, que se realizan precisamente en horarios de circulación prohibida por la medida establecida ante el apremio epidemiológico, tuvieron lugar en diferentes ciudades. Sin embargo, las más graves se registraron en La Haya, Rotterdam y en la capital, Ámsterdam.

Allí los agentes fueron atacados a piedrazos, palazos y hasta con fuegos artificiales, cuando se presentaron a dispersar las protestas.

En detalle, unas 9 personas fueron detenidas en Ámsterdam, y más de 50 fueron aprehendidas en Rotterdam, donde las autoridades informaron que un policía resultó herido y una de las comisarías sufrió un intento de incendio, controlado gracias a la “rápida reacción” de los oficiales.

En la localidad de Hertogenbosch, a unos cien kilómetros al sur de Ámsterdam, los manifestantes saquearon negocios y supermercados, además de provocar daños materiales en vehículos e infraestructura pública.

Los diferentes departamentos policiales, así como las autoridades de cada distrito, coincidieron en responsabilizar a grupos negacionistas de la pandemia de Covid-19, y a hooligans -el equivalente a barras bravas- de diferentes equipos de fútbol.

En este marco, el primer ministro de Países Bajos, Mark Rutte, expresó que “la violencia del pasado fin de semana es inaceptable y cualquier persona normal sólo puede tomarla con horror”.

En esa línea, consideró que “no tiene nada que ver con protestar o luchar por la libertad”, y advirtió: “Es violencia criminal y la trataremos como tal”.

El toque de queda fue impuesto por el Gobierno a partir de la noche del sábado, y dispone que los ciudadanos deben mantenerse en sus domicilios entre las 21 y las 4.30 horas, a riesgo de recibir una multa por el monto 95 Euros.

Tagged