La titular de PAMI denunció graves irregularidades en la vacunación de la Ciudad de Buenos Aires

Politica Salud Titulares

Entre quienes tenían turno, había personas fallecidas, otras ya vacunadas y algunas que no se habían inscripto. Desde el Gobierno, alegaron que las planillas estaban desactualizadas.

La directora Ejecutiva del PAMI, Luana Volnovich, denunció este jueves una serie de opacos manejos en el funcionamiento de turnos para los vacunatorios que habilitó el organismo en la Capital Federal.

Según explicó, “en la Ciudad de Buenos Aires tenemos las heladeras llenas de vacunas contra el COVID; pero los puntos de vacunación, vacíos”. Ante esta situación, se acercó personalmente a una de las postas a realizar un seguimiento del proceso.

Desde el lunes pasado, tras interminables idas y vueltas con el Gobierno porteño, la obra social habilitó tres vacunatorios para colaborar en la inoculación de 1.200 adultos mayores por día.

Estos están ubicados en dos anexos del Hospital César Milstein, en los barrios de San Cristóbal y Parque Chacabuco; y en una sede de Villa Devoto. Cada uno cuenta con una capacidad de inocular a 400 personas por día, de lunes a lunes, en un esquema que permitiría aplicar 12 mil dosis por mes.

“¿Saben qué pasó? Solo vino el 30% de la gente. 7 de cada 10 faltaron. ¿Raro no? ¿Saben cuántos turnos tenemos asignados mañana? Cero. Sí, cero. Y en la heladera cientos de vacunas”, cuestionó Volnovich.

Es por esto que desde PAMI se dispusieron a llamar a quienes tenían turnos asignados, y allí fue cuando comenzaron a descubrir diferentes irregularidades en el padrón: personas que nunca se habían inscripto; personas fallecidas; personas que no sabían que tenían turnos asignados, y personas vacunadas.

Al respecto, la titular de la obra social expresó: “Esto me hace dudar de toda la campaña de vacunación en CABA: ¿Cómo asignan las prioridades? ¿Cómo distribuyen turnos y vacunas? ¿Por qué hay personas mayores que esperan hace dos meses y otros se vacunan en 48 hs? y ¿Por qué no asignan más turnos a los vacunatorios de PAMI?”.

También se refirió a las versiones del jefe de Gobierno y las autoridades porteñas de que las vacunas escaseaban y la logística estaba preparada y a la espera de nuevos lotes. “Yo veo lo contrario: tenemos vacunas pero falla la logística de la Ciudad”, advirtió.

La inconsistente respuesta porteña

El Gobierno de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires (CABA), por su parte, expidió una desprolija explicación, alegando que la obra social le había acercado planillas desactualizadas.

“El PAMI, al igual que lo hacen todas las obras sociales, brindó la nómina de sus afiliados y el GCBA la utilizó para asignar los turnos que se brindaron según lo acordado. Así, del lunes 19 de abril a hoy se designaron 400 turnos por día por posta, sumando así 1200 por jornada”, precisaron en un comunicado.

Al respecto, reconocieron que “la asistencia a esos centros fue baja por lo que la Ciudad reforzó el proceso de asignación de turnos llamando por teléfono a cada una de las personas que tenían un turno otorgado”.

El jefe de Gobierno porteño visitando la posta de vacunación habilitado por Racing Club de Avellaneda.

Según detallaron, allí advirtieron que “la base de datos recibida se encontraba desactualizada, lo que dificultaba el proceso de asignación de las citas”.

Sin embargo, rápidamente llegaron las réplicas. El subdirector Ejecutivo del organismo, Martín Rodríguez, señaló que la justificación es “falsa”, por motivos lógicos: la campaña de vacunación contra el Covid-19 es voluntaria, no puede encontrarse inscripta ninguna persona que no lo haya decidido y gestionado.

“El PAMI no asigna los turnos. La Ciudad inscribe y asigna los turnos. ¿Nos están diciendo que el Gobierno de la Ciudad asigna turnos compulsivamente a gente que no se inscribe? Ahora se entiende por qué vacunaron al 14 por ciento de los docentes de la ciudad”, criticó el directivo.

Tagged