La Plata: marchan en apoyo al cura Raúl Sidders

Sociales Titulares

Familias cercanas al ex capellán manifestarán su respaldo al ex capellán del colegio San Vicente de Paul, que enfrenta una causa por abuso sexual de una menor.

Este viernes desde las 18 horas, familias allegadas al cura Raúl Anatoly Sidders se movilizarán en Avenida 7 entre 56 y 57, frente a las Salas del Tribunal de Casación Penal.

Desde la organización de la marcha, le explicaron a este medio que “va a ser una movilización familiar”, que aglutinará a “generaciones que conocieron a Raúl”. La intervención no tiene como objeto interpelar a ningún actor de la causa, sino expresar el férreo apoyo al sacerdote.

En este sentido, una de las participantes, ex alumna del Colegio San Vicente de Paul, le confió a Info360.net: “Hoy hacemos un encuentro en apoyo y defensa del Padre Raul Sidders”.

Imagen cortesía de Perfil.

Además, añadió que “hace 30 años que está al servicio de Dios, de la Iglesia y la comunidad” y contó que ha llegado a tener un profundo vínculo: “Siempre estuvo al lado mío. Lo conozco desde que tengo 10 años. Era el sacerdote de la escuela, me casó y bautizó a una de mis hijas”.

En lo que refiere a la acusación, señaló que “durante todos estos años compartidos jamás hemos vivido o sufrido algún tipo de perturbación, abuso o falta de respeto por su parte”, y detalló: Hemos compartido millones de momentos de nuestras vidas: Misas, campamentos, viajes, jornadas, es parte de nuestra familia”.

Además, abrió un lugar para la suspicacia, analizando que “la causa se está moviendo en tiempo récord”, lo cual atribuyó a la “clara influencia de algunos sectores”. Hacia el final, destacó que “Raul ha defendido desde siempre la Vida por sobre todas las cosas”.

La causa

El cura Raúl Anatoly Sidders enfrenta una grave acusación por el abuso sexual de una menor entre 2004 y 2007, que fue formalizada judicialmente el 20 de agosto pasado.

Según la presentación, los hechos habrían ocurrido en el Colegio San Vicente de Paul, donde se desempeñaba como capellán, en una época en que la denunciante tenía entre 11 y 13 años.

En ese marco, el fiscal Álvaro Garganta solicitó la detención del sacerdote, que se encontraba en Iguazú. La solicitud se dio tras semanas de investigación, y luego de que declarara la joven que radicó la denuncia, actualmente de 27 años, así como otros testigos.

Durante el inicio del proceso,ya había sido solicitada, por parte de las abogadas de la presunta víctima, la prohibición de la salida del país del acusado.

Además de alegar los riesgos procesales como el entorpecimiento probatorio, se señaló la facilidad de una eventual fuga por parte del cura, siendo que se encuentra en la triple frontera, con fácil acceso tanto a la República del Paraguay como a Brasil.

Tras el público conocimiento, desde el obispado de Iguazú expidieron un comunicado respaldando a Sidders, aclarando que una acusación no lo hacía culpable, y que además se encontraba abocado a “labores pastorales con adultos”.

El obispo de Puerto Iguazú, Nicolás Baisi, junto a Raúl Anatoly Sidders.

Por su parte, desde el arzobispado de La Plata, advirtieron que evitarían “emitir opiniones públicas, que pueden ser consideradas como una injerencia indebida o como un obstáculo a la tarea de la Fiscalía”.

A su vez, se informó que se “ha amonestado y reprendido” a Sidders, “para que  evite todo lenguaje inapropiado, sobre todo ante menores de edad, y particularmente cualquier expresión referida a las mujeres que pueda interpretarse como menosprecio, discriminación o misoginia”.

No obstante, a principios de diciembre, Sidders se entregó a las autoridades, luego de que fuera ordenada su captura. Ahora, familias allegadas marchan para dejar sentada su confianza y respaldo en el ex capellán.

Ver más:

Tagged