La CTA Autónoma llama a Jornada Nacional de Lucha y Propuestas en abril

Politica Sociales Titulares

La Comisión Ejecutiva Nacional realizó su reunión habitual en formato mixto -presencial y virtual-, donde se discutió la coyuntura y se definieron las líneas de trabajo de las próximas semanas, así como el plan de acción en apoyo a todas las luchas sectoriales de las organizaciones. Se acordó construir en articulación y unidad con otras organizaciones del campo popular, una Jornada Nacional de Lucha con movilizaciones y acciones en todo el país para los primeros días de abril por Trabajo, Producción y Soberanía.

En el marco de la pandemia que sigue castigando a toda la población, la CTA Autónoma denunció que las y los trabajadores y el campo popular en su conjunto, vienen soportando las consecuencias de la crisis. Reiteraron la definición de que las trabajadoras y trabajadores somos esenciales, demandando que se aseguren los protocolos de protección, seguridad e higiene laboral para todos y todas. Se hace indispensable respaldar la producción de medicamentos en el marco de que el proceso y elaboración, para que con el tiempo el envasado pueda hacerse en el país.

La CTA Autónoma sigue generando iniciativas de fuerte debate político al interior de los sectores populares y tratando de construir la unidad necesaria para confrontar con el modelo de sumisión y entrega que sostienen los grandes grupos de poder, en clave de emancipación nacional. Más allá de la importancia de pronunciamientos y declaraciones, la reunión de Conducción Nacional acordó que en este escenario se continúe con acciones que convoquen a mayores niveles de unidad del campo popular y de la clase trabajadora, que luche por la definitiva del afianzamiento y recuperación de derechos, y soberanía para nuestro país.

En este sentido, la Jornada Nacional de Lucha y Propuestas pondrá el eje sobre el proyecto sobre salario universal en camino a terminar con el hambre y la pobreza en la Argentina, y las propuestas y proyecto de Ley existentes con respecto a la soberanía de los puertos, en torno a las obras en torno a la hidrovía, Canal Magdalena, el derecho universal al agua, y la extracción y producción del litio en su territorio de origen en acuerdo con los países de la región. En el plano de la distribución del ingreso, se ratificó el proyecto sobre salario social universal, así como la realización de paritarias libres, sin techo, y con participación de todas las representaciones sindicales para discutir mejoras salariales que superen a la inflación. Se mandató a la conducción a coordinar la fecha con otras organizaciones hermanas.

En el marco de la semana de la memoria, la conducción de la Central ratificó su participación en todo el país en los actos y movilizaciones en conmemoración de los 45 años del golpe cívico-militar- eclesiástico y en homenaje a la lucha de 30000 Compañeros y Compañeras detenidos-desaparecidos. Las juventudes de la Central se suman a estas actividades con la realización de una transmisión en vivo a través de las redes sociales, retomando las razones de lucha de los 30 mil.

Entre las principales resoluciones, se definió respaldar a todas las organizaciones y sindicatos que están llevando adelante acciones en todo el país: ATE, FENAT, CONADU Histórica, Fesprosa, y todos los sindicatos de la actividad privada que están peleando, no solo por su salario, sino también por la pretensión de las patronales de avanzar sobre derechos laborales históricos, pretendiendo que la crisis caiga, como ha sido su intención a lo largo de la historia, sobre las espaldas de los trabajadores. También el jueves de trabajadores y trabajadoras autogestionados que reclaman una distribución equitativa y federal de la Pauta Pública Oficial.

A su vez, se planteó que la rebaja de los aportes patronales de las empresas del Norte y la exención impositiva es una medida extrema y genérica que puede provocar una fuerte inequidad: empresas como Ledesma quedaría beneficiada con la medida cuando las violaciones a los derechos humanos son sistemáticos y ya incorporados al modo de dirección de la empresa Azucarera. La propuesta de la CTA-A es que previamente se verifique el cumplimiento de los derechos fundamentales y las normas vigentes acordes con lo que la OIT ha denominado trabajo decente.

Se ratificó fortalecer los ámbitos de construcción en el marco de la RUNASUR, junto a Evo Morales y el hermano país de Bolivia, en sintonía con la política que la Central sostuvo desde el comienzo, en rechazo al golpe y en apoyo a la recuperación de la democracia y al triunfo del MAS en las elecciones celebradas el año pasado. En tanto, se repudiaron acciones perpetradas por grupos fascistas contra la Casa de ADU-SAN LUIS.

En su informe político, Ricardo Peidro, Secretario General de la CTA-A, ratificó los términos de la carta que se le envió al presidente Alberto Fernández luego de haber sido excluido del Consejo Económico Social en sus dos convocatorias, y se ratificó que para afrontar la crisis se deben convocar a todos los sectores sin discriminación para poder analizar y discutir las propuestas de los diferentes sectores del campo popular para superar esta etapa. Asimismo, valoró el camino de organización que se profundiza con los pueblos originarios con el horizonte en la conformación de la RUNASUR -la UNASUR de los pueblos-, de la cual la Central es una de las organizaciones convocantes.

En esta línea también se puso en valor un camino de crecimiento que viene realizando la CTAA desde el año pasado, y que se tradujo en la reciente incorporación – entre otras – del SOMPRA (Sindicato de Operarios de Maquinaria Pesada de la República Argentina) a nuestra organización.

Claudia Baigorria, Secretaria Adjunta, destacó la lucha en el marco por una disputa en la distribución del ingreso, y cómo eso se ve en el manejo de la pandemia, la situación salarial y las posibilidades de que los salarios le ganen a la inflación. Destacó, asimismo, los niveles de unidad y articulación alcanzados con las sindicalistas de todas las centrales, cuestión que ha permitido impulsar acciones conjuntas también en el ámbito del Ministerio de las Mujeres, Géneros y Diversidades.

Hugo “Cachorro” Godoy, Secretario Adjunto, puso en valor también el esfuerzo que se está realizando en el marco de la campaña de vacunación, y que muchas sedes de la Central estén siendo vacunatorios, pero al mismo tiempo se planteó la necesidad de evitar la intención de que la pandemia funcione como control social, por eso es necesario seguir reclamando que la actividad sindical sea considerada esencial.

Asimismo, informó sobre las reuniones que se están llevando adelante para una reunión en Cochabamba, Bolivia, para concretar la conformación del RUNASUR (UNASUR de los Pueblos).

En ese sentido, la Mesa valoró como un avance la investigación por parte del Gobierno Nacional de los funcionarios responsables de la toma de deuda con el Fondo Monetario Internacional, cuestión que la Central viene reclamando históricamente, y que hace dos años junto con el Movimiento Nacional de Empresas Recuperadas denunció penalmente.

Por último, reiteró el reclamo para que se puedan convocar a elecciones en todos los sindicatos y lugares de trabajo, y celebró los logros en materia de libertad y democracia sindical, como el fallo de la corte que habilita el descuento a organizaciones simplemente inscriptas, como así también el respaldo de la OIT a un modelo organizativo que la Central puso en marcha hace 30 años.