¿La asociación de ivermectina y carragenina evitarían el uso de la vacuna contra la COVID-19?

Ciencia Salud Sociales Titulares

No quiero aparecer flotando en el Río de La Plata, pero con estos tratamientos, que hoy son compasivos, se evita la vacuna, y de este modo terminaríamos con esta pandemia muy rápidamente, expresó el Dr. Héctor Carvallo.

Por Juan José Prieto, Farmacéutico -Matrícula: 13826- 

Juan José Prieto

La enfermedad por el SARS-CoV-2 ha generado una pandemia con más de 57 millones de infectados y unos 1,36 millones de muertos, convirtiéndose en una de las enfermedades infectocontagiosas más letales de los últimos 100 años. Esta emergencia sanitaria ha requerido la puesta en escena de distintas estrategias destinadas a evitar o disminuir el impacto de la enfermedad en la población, el colapso del sistema de salud y, sin lugar a dudas, a reducir la mortalidad por esta causa. 

Esta infección se caracteriza por tener como vías de entrada los ojos, nariz y boca, donde el tracto respiratorio superior es importante en la transmisión del virus; a la vez, deberíamos estimar que las pruebas de diagnóstico de la COVID-19, a través de la detección del ARN viral, si bien son fundamentales para detectar casos positivos, rastrear la propagación del virus y evitar la transmisión, no son inmediatas, por lo que controlar a la enfermedad en los primeros días o etapas es esencial. Considerando estos ítems, todas las medidas destinadas a reducir la carga viral en dicha región disminuirá el nivel de contagio, y esto es lo que el equipo de investigadores encabezados por el Dr. Héctor Carvallo han entendido y por lo cual han propuesto el 

Dr. Héctor Carvallo, coordinador médico del Hospital “Doctor A. Eurnekian” de Ezeiza e investigador principal del protocolo IverCar

Protocolo IverCar https://www.cadenanueve.com/wp-content/uploads/2020/08/Protocolo-IVERCAR-Sinopsis-y-Resultados.pdf  en el que se evaluó el uso de ivermectina asociada a carragenina aplicada localmente, y con el fin de prevenir la COVID-19 en el personal de salud, y cuya acción se localiza sobre la saliva y glándulas salivales.

En este estudio científico, entre el 1º de junio  y el 10 de agosto, participaron voluntariamente 1.195 integrantes del personal de salud pertenecientes a diferentes centros asistenciales, los cuales fueron divididos en dos grupos:

A: integrado por 788 personas que recibieron la combinación de los fármacos, ivermectina y carragenina, mientras que el

B: estuvo conformado por 407 personas que no lo recibieron, en el que se verificaron 237 contagios (el 58,23 %) mientras que en el grupo A no se registraron contagios.

El diseño científico del protocolo, el cual se dividió en dos estudios, uno de prevención y otro de tratamiento, estuvo a cargo del Dr. Héctor Carvallo como investigador principal, y como subinvestigadores Roberto Hirsch, Marcelo Nacucchio, María Luz  Cassará y Patricio Ghirardi.

En el protocolo de tratamiento se suministró medicación para casos leves, moderados y graves. En los leves se suministró ivermectina en una dosis de 200 microgramos por kilo de peso y aspirina para prevenir la hípercoagulabilidad.

En los casos moderados, la dosis de ivermectina fue de 400 microgramos y, además de la aspirina, se le agregó dexametasona inyectable, un corticosteroide que previene la híperinflamación en los pulmones.

En los casos graves, la dosis de ivermectina se aumentó a 600 microgramos, la aspirina se reemplazó por enoxaparina y se mantuvo la dexametasona.

Todos estos fármacos, ivermectina, enoxaparina, dexametasona y aspirina, están aprobados desde hace muchos años y se cuenta con una amplia experiencia en su uso. En todos los casos, la ivermectina se suministra una vez por semana, mientras que el resto de los fármacos se proveen diariamente. El objetivo, con la ivermectina, no es eliminar totalmente al virus, sino reducirlo a la mínima expresión, la suficiente como para permitir la generación de anticuerpos; es decir, simulando en el cuerpo el efecto de una vacuna. El Tratamiento dura 30 días en promedio, y su costo es muy bajo.

En una entrevista brindada a Radiofónica de General Pico, en la provincia de La Pampa, en la República Argentina, el Dr. Héctor Carvallo, palabras más o menos, realizó las siguientes afirmaciones:

> Al protocolo lo comenzamos a usar en el personal de la salud por dos motivos:

* en principio porque conforman la primera línea de batalla, y si se caen los agentes de salud la comunidad queda indefensa;

* y en segundo lugar porque eran más fáciles de hacer los controles semanales.

Son dos estudios diferentes, uno de prevención y otro de tratamiento:

* con el de prevención, para proteger de la infección (ivermectina en dosis semanales más carragenina en aerosol que actúa como un sinérgico, en 5 aplicaciones diarias, dos en fosas nasales y cuatro en la boca), se optimizaron las medidas de cuidado en 11 a 1;

y en el tratamiento de personas enfermas, la tasa de éxito varía de acuerdo a la severidad del cuadro (leve, moderado y severo) y a la precocidad de su inicio; aunque comparado con otros tratamientos compasivos, con consentimiento informado, se redujo la letalidad en 7 a 1; no obstante, subrayó que siendo pesimistas podríamos hablar de un 4 a 1,  y si Argentina lo hubiera considerado como una política sanitaria, se habrían salvado más de 20 mil vidas. Por ejemplo, la provincia de Jujuy a logrado descomprimir su sistema de salud, y pasó de estar en rojo a tener camas libres.

> La argentina a presentado 43 ensayos y solo se han concluido los nuestros; en cuanto a la ivermectina hay 40 ensayos en todo el mundo, y solo en cinco se han aprobado sus resultados (dos de la India, uno de Irak y los dos argentinos) siendo el resultado el mismo, tal es así que un médico norteamericano recopilo todos lo resultados, parciales y finales, llegando a la conclusión que reduce la mortalidad  en 8 a 1, algo muy similar a lo nuestro.

> con respecto al plasma sanguíneo, con anticuerpos de pacientes recuperados de la COVID-19, se han realizado tres estudios cuyos resultados o datos indican que no sirve; en el Hospital Italiano, que tiene su propia facultad de medicina, lo consideran que los resultados son decepcionantes; es decir, no es eficaz ; a la vez nos han pedido nuestro protocolo;

> la ivermectina tiene la patente vencida hace 10 años; es decir, que se puede producir en cualquier laboratorio bien preparado de cualquier provincia; por ejemplo, en Corrientes la producen ellos, siendo lo más caro el embalaje o packaging; además, nuestros laboratorios, que son cuatro, proveen a Europa de ivermectina, por lo que podríamos inundar la Argentina con este principio activo cuya evidencia científica es abundante (solo está contraindicada en embarazadas y en menores de 2 años. Aunque los chicos lo padecen, no desarrollan síntomas de la COVID-19, rara vez desarrollan un cuadro severo, pero contagian más que los adultos; con que utilicen la carragenina en spray serviría para cortar la cadena de contagio); 

Algunos geriátricos de la provincia de Buenos Aires que han tenido brotes en sus pacientes lo han usado, y en una semana de aplicación habían abortado el cuadro; por ejemplo, en uno de ellos se trató a sus 50 pacientes y a 22 o 23 del personal de salud quienes involuntariamente habían llevado el virus (la precocidad del tratamiento aseguró el éxito); y al mes les hicieron los dosajes de anticuerpos a los 50 pacientes, y 42 tenían anticuerpos positivos; es decir, la mayoría se habían contagiado, incluso no llegaron a saberlo, y desarrollaron lo que el Dr. Roberto Hirsch denomina efecto vacuna.

> Con estos tratamientos, que hoy son compasivos, se podría evitar la vacuna y su implementación en todo el país no llevaría más de 5 días, de este modo terminaríamos con esta pandemia muy rápidamente. No quiero aparecer flotando en el Río de La Plata, pero detrás de esto hay un gran negocio; cada vez que pongo en marcha el auto cierro los ojos y aprieto los dientes, subrayó el científico;

Tiene que haber médicos que conozcan el tratamiento, pero es muy difícil porque el concepto del médico es “lo que yo no sé no sirve, es la soberbia del médico” aseguró Carvallo, quien dice haberlo vivido con mucha frecuencia. 

> Cuando la OMS dice que “nos cuesta creer que un asintomático contagie”, yo lo tuve que escuchar tres veces porque creía que había un error de audio; si un alumno de medicina me dice que un asintomático no contagia el examen terminó en ese preciso momento, y con un 1. No creo en la OMS porque ha cometido muchos errores, siendo unos ciegos con respecto a la realidad. 

Yo me colocaría una vacuna que no saltee pasos, es decir una vacuna seria; el hecho de que las vacunas en el mundo vayan lentas y que en Argentina el desarrollo de vacunas sea más rápido no es un motivo de orgullo, sino que es un motivo de preocupación. 

Al finalizar, destacó que el estudio fue pedido por Chile, Paraguay, Perú, el Salvador, República Dominicana, Bolivia, Austria, Australia, por los estados de La Florida y Georgia, en EE. UU., y en varias provincias argentinas como Corrientes, Jujuy, Salta y Tucumán; en capital Federal en el Hospital Muñiz.  

Fuente: En Boca de Todos HD

El Dr H�ctor Carvallo y el protoc�lo en base a ivermectina� �Est� altamente probada su eficacia, se podr�an evitar miles de muertes� – En Boca de Todos HD