Habilitan el retorno de salas de bingo, fiestas al aire libre y eventos religiosos

Sociales Titulares

El Gobierno nacional permitió el desarrollo de nuevas actividades para el AMBA, aunque el funcionamiento de lugares de culto se circunscribe a la Ciudad de Buenos Aires.

Las autoridades nacionales resolvieron, desde este lunes, la excepción de nuevas actividades a las restricciones establecidas por la pandemia de Covid-19.

A través de la Decisión Administrativa 2216/2020, firmada por el jefe de Gabinete, Santiago Cafiero, se estipuló en el Área Metropolitana de Buenos Aires (AMBA) el retorno de eventos religiosos, salas de bingo y casino, y actividades de entretenimiento nocturno.

Como en cada rubro habilitado, los responsables del funcionamiento de los establecimientos deberán respetar rigurosos protocolos de seguridad e higiene.

El jefe de Gabinete bonaerense, Carlos Bianco, había anunciado la apertura de fiestas con protocolos para “descomprimir” la situación que se vivía con las clandestinas.

En este sentido, las ceremonias religiosas en espacios cerrados para más de 20 personas deberán realizarse con un aforo máximo del 30% de la capacidad, sin excepciones. Además, se desarrollarán conforme al “Protocolo para el funcionamiento de lugares de culto y celebraciones litúrgicas en instituciones religiosas”.

Esta medida, sin embargo, sólo rige para la Ciudad Autónoma de Buenos Aires (CABA).

En provincia de Buenos Aires, se exceptuará de la prohibición a las actividades en las salas de bingo administradas por el Instituto Provincial de Lotería y Casinos y en los casinos.

En este caso, deberán presentar un aforo máximo del 50% de la capacidad, y atenerse a los protocolos “Covid-19, medidas de prevención de higiene y salud para salas de bingos” y “de actuación ante la apertura escalonada de los casinos de la provincia de Buenos Aires”.

A su vez, las actividades de entretenimiento nocturno al aire libre en jurisdicción bonaerense podrán retornar con una asistencia del 30% de la capacidad.

En líneas generales, no podrá superar el límite de 200 personas en total, más allá del aforo disponible. En este caso, se deberán ajustar a los parámetros de “higiene y seguridad (Covid-19) para entretenimiento nocturno al aire libre”.

Cada uno de los protocolos se encuentra anexado en la Decisión Administrativa publicada en el Boletín Oficial.

Algunas especificaciones

Según expresa la resolución, los diferentes rubros y actividades afectados deberán “garantizar la organización de turnos, si correspondiere, y los modos de trabajo que garanticen las medidas de distanciamiento e higiene necesarias para disminuir el riesgo de contagio de COVID-19”.

Además, los titulares o responsables de los establecimientos donde se desarrollen, deberán “garantizar las condiciones de higiene y seguridad establecidas por la jurisdicción para preservar la salud de sus trabajadoras y trabajadores”.

Las fiestas no podrán superar los 200 asistentes, y deberán realizarse al 30% de la capacidad.

Ambas jurisdicciones (CABA y PBA), se encargarán de dictar las reglamentaciones necesarias para el funcionamiento de estas actividades. Establecerán la fecha para su reanudación, pudiendo implementarla gradualmente, así como suspenderlas y reanudarlas, de acuerdo a sus competencias territoriales, y contemplando la situación sanitaria.

También podrán limitar el alcance de dicha excepción a localidades o áreas geográficas específicas, así como disponer requisitos específicos conformes a las situaciones epidemiológicas locales, a los fines de minimizar los riesgos de contagio.

Asimismo, las autoridades locales tienen la facultad de dejar sin efecto las excepciones de manera parcial o total, comunicándoselo al jefe de Gabinete.

Tagged