Fuertes temporales, inundaciones y destrozos en el sur de Buenos Aires y Córdoba

Sociales

Los epicentros de ambos fenómenos se dieron en la región de Pigüé y Puán en la Provincia de Buenos Aires, y en la Ciudad de Córdoba en la provincia homónima. Inundaciones, grandes destrozos y evacuados como saldo.

Imagen: Twitter, @JuanMPerkins.

Durante la tarde del martes una violenta tormenta azotó a ciudades del sur de Buenos Aires, entre las cuales las más afectadas fueron Pigüé, Puán y General Villegas generando amplios destrozos e inundaciones.

Durante el temporal cayeron 35 milímetros en tan sólo 15 minutos Esto generó una rápida anegación en algunas de las calles, en ocasiones generando una gran corriente que en la primera localidad, la más afectada, se llevó hasta un conteiner lleno en su recorrido.

La fuerza de la corriente de las inundaciones en Pigüé, desde la cámara de vecinos.

Pero además las localidades del partido de Saavedra sufrieron el paso de violentas ráfagas de viento que quebraron árboles, arrancaron otros tantos de raíz, volaron techos de viviendas y tiraron postes que llevaban el tendido eléctrico. Además, se registró caída de granizo de hasta 5 centímetros de diámetro, según informó el diario La Nueva Provincia de Bahía Blanca,

Por la tormenta, se interrumpió el servicio eléctrico y se vieron afectados servicios como internet y de telefonía.

Los destrozos en Córdoba después de la tormenta.

A la vez, en la noche del día de ayer y la madrugada de hoy la Ciudad de Córdoba se vió afectada por otro vendaval de gran intensidad dejando como saldo sensibles inundaciones y al menos 12 familias evacuadas por prevención.

Según trascendió, la caída de 85 milímetros de agua y los fuertes vientos generaron complicaciones en la capital provincial, que sufrió fundamentalmente anegaciones e inundaciones en su trazado urbano. Por esta problemática 12 familias de un barrio fueron evacuadas y muchos vecinos se quedaron sin luz durante horas.

Pero además en zonas del interior como Coronel Moldes los destrozos por vientos fueron más críticos, mientras que en San Basilio la caída de agua alcanzó los 165 milímetros. El meteorólogo Marcelo Madelón aseguró que en algunas regiones llovió en 9 horas lo que se espera que llueva en todo el mes.

Como si fuera poco, aún rige un alerta meteorológico para el norte de la provincia y otras regiones del país emitido por el Servicio Meteorológico Nacional.

Tagged