Estela Díaz: “Nos anima la felicidad de nuestro pueblo, de las mujeres y diversidades que se realiza en vidas autónomas, plenas, vivibles”

Sociales Titulares

El Ministerio de las Mujeres, Políticas de Género y Diversidad Sexual de la provincia de Buenos Aires puso en funcionamiento del Registro Único de Casos de las Violencias por Razones de Género (RUC) que podrá ser implementado en los 135 municipios del territorio bonaerense. La información relevada se constituirá en un insumo fundamental para la elaboración de estadísticas y la construcción de políticas públicas centradas en la prevención, abordaje y erradicación de las violencias por razones de género.

“Es un día muy significativo a 6 años de ese primer 3 de junio que planteó una bisagra histórica, está entre los hitos de las luchas de las mujeres y la diversidad sexual por la igualdad, la no discriminación y en contra de las violencias. La presentación del RUC muestra la multidimensionalidad, la necesidad de acciones interinstitucionales, interjurisdiccionales, que dan cuenta del fenómeno y lo complejo de su abordaje”, señaló Estela Díaz durante la presentación. Y destacó: “Queríamos presentar este registro hoy con toda la responsabilidad que supone como Estado, a sabiendas de que requiere de nuevas instancias para su implementación. Nos estamos planteando el objetivo ambicioso que en el 2023 el RUC esté funcionando de manera plena en la provincia de Buenos Aires”.

Se trata de la primera etapa de implementación del sistema que permitirá crear una base de datos común a partir del registro de las situaciones de violencia recibidas en los diferentes organismos municipales y provinciales. Su puesta en marcha es un avance clave para el enfoque estadístico en materia de violencias de género, pendiente desde la sanción de la Ley 14.603 que dio origen a su creación en 2014.

“Hoy venimos a dar cuenta de esto, a trabajar en un proceso en un registro único al que puedan ir sumándose los municipios y conformar una base de datos que nos permita conocer en profundidad en la provincia de Buenos Aires este gravísimo problema de derechos humanos que tenemos” expresó la subsecretaria de Políticas contra las Violencias por Razones de Género Flavia Delmas. “Es una deuda pendiente que el Estado de la Provincia tiene para toda la población. Tenemos que poner de relieve la importancia fundamental de contar con datos, con estadísticas que nos permitan conocer en profundidad la problemática para acortar los caminos de quienes están buscando respuestas, dar respuestas más integrales, poder historizar la salida de las violencias”.

Durante 2020, la Dirección de Estadística y Registro Único de Casos de Violencia de Género, dependiente de la Subsecretaría de Políticas Contra las Violencias por Razones de Género se abocó al diseño del RUC, a partir de numerosas reuniones de trabajo con municipios y organismos públicos. Este año, tras los avances alcanzados en el desarrollo de su estructura y sistema informático, todos los distritos bonaerenses podrán formar parte del sistema. El año próximo, se implementará en los organismos públicos provinciales.

La presentación del Registro estuvo a cargo de la directora provincial de Investigación, Planificación y Gestión de Políticas Públicas, Adriana Vicente, y de la directora de Estadística del RUC, Sigrid Heim, quienes se refirieron a la metodología utilizada para su elaboración. Se transmitió por el canal de Youtube del Ministerio y estuvieron presentes funcionarias del gabinete y coordinadoras regionales del Ministerio.

La secretaria letrada responsable de la Oficina de la Mujer de la Corte Suprema de Justicia de la Nación, María Delia Castañares, destacó que: “Sin estadísticas no se pueden planificar políticas públicas, proyectos ni recursos. Brindar informes y publicar bases de datos en formato abierto hace también a la transparencia y a la rendición de cuentas que el Estado debe hacer”.

La Doctora en Psicología Roxana Ynoub, señaló que la implementación del Registro implica “estar saldando una deuda en lo que supone el registro de información sobre esta problemática, que está directamente articulada con una vocación de política pública atenta a las particularidades que presentan las situaciones de violencia en los distintos niveles”.

Además de registrar, relevar, y procesar las situaciones de violencia recibidas en los diferentes organismos municipales y provinciales, el RUC debe cumplir los objetivos establecidos por ley: buscar indicadores que midan el impacto de la problemática, unificar las denuncias con el fin de mejorar la prevención de delitos en relación a las violencias de género y sistematizar la información útil y confiable para potenciar la ejecución de las políticas públicas provinciales.
El Registro reunirá los datos provenientes de dos fuentes de información. La fuente primaria, generada y cargada por áreas específicas del Ministerio de las Mujeres: la Línea 144 PBA, la Dirección de Casos Críticos y Alto Riesgo, la Red de Dispositivos Territoriales de Protección Integral (hogares y casas abiertas que resguardan a mujeres y LGTBI+ en situaciones de violencias) y los oficios remitidos.

En tanto, la información secundaria será producida por los municipios, el Ministerio Público Fiscal, la Suprema Corte de Justicia, los Ministerios de Seguridad, Justicia y Salud, la Defensoría del Pueblo y los organismos de la Administración Pública Provincial que estén trabajando con Licencias de violencias por razones de género. En los casos de entidades u organismos que ya poseen su propio sistema se realizará un desarrollo informático específico para optimizar los tiempos de sistematización de la información.

La especialista del programa Spotlight en ONU Mujeres, Carla Majdalani, valoró el compromiso de Argentina en poner a la violencia de género como tema de agenda: “Argentina es el único país en Sudamérica donde se implementa y la provincia de Buenos Aires es una de las tres priorizadas por la Iniciativa Spotlight”.

Los principales instrumentos normativos internacionales -la Declaración sobre la Eliminación de la Violencia Contra la Mujer, Naciones Unidas 1993, y la Convención Interamericana para Prevenir, Sancionar y Erradicar la Violencia contra la Mujer, sancionada en 1994- señalan que el Estado tiene la obligación de producir y difundir información pública en materia de violencias de género.
En ese contexto, el RUC se enmarca en el Sistema Integrado de Políticas Públicas (SIPP) vigente en la provincia de Buenos Aires, mediante el Decreto 997/2020, como modelo metodológico para el abordaje de la gestión pública en violencia por razones de género. El SIPP está integrado también por la Línea 144, la red de hogares y casas abiertas, el programa Comunidades sin Violencia, las personas Acompañantes, los espacios de Trabajo con Varones que ejercen Violencia, el Fondo de Emergencia en Violencias por Razones de Género, la Mesa Intersectorial Provincial y las Mesas Locales Intersectoriales.
“Para la fuerza política de la que somos parte, el movimiento de mujeres y los feminismos, es siempre un tema importante, en todos los contextos, siendo oficialismo o siendo oposición” resaltó la Ministra. “Hoy tenemos la enorme responsabilidad de llevar estas políticas adelante, como el primer Ministerio de las Mujeres, Políticas de Género y Diversidad Sexual, lo hacemos con toda esta responsabilidad institucional porque nos duele cada muerte, siempre, sabemos que es irreparable, y que tenemos que estar con todo el Estado presente acompañando esas situaciones, trabajar decididamente para que realmente sea #NiUnaMenos, en el conjunto de las políticas, prevención, asistencia, atención, el trabajo con los agresores, el proceso de la salidas de las violencias. Debemos hacerlo desde un proyecto general de sociedad, un proyecto donde la justicia social, la igualdad, el estado presente y la solidaridad sean los pilares que marquen la gestión”, agregó.

Por la mañana, la Ministra anunció junto al presidente del Instituto Obra Médico Asistencial (IOMA) Homero Giles la cobertura para la atención psicológica a afiliadas víctimas de violencias de género, de violencia sexual y para familiares de víctimas de femicidios, travesticidios y víctimas de abuso sexual en el marco del PAIF. Una vez concretado el circuito administrativo se garantizará la cobertura total no debiendo las personas afiliadas incluidas en el convenio abonar copago ni suma alguna. “Tenemos un Estado que todos los días presenta nuevas herramientas, dispositivos, políticas y trabaja la problemática de las violencias desde la integralidad” señaló la ministra Estela Díaz.

El presidente del IOMA, Homero Giles destacó la trascendencia del acuerdo: “Era necesario institucionalizar y formalizar el trabajo en común. IOMA debe garantizar los derechos de nuestras y nuestros afiliados. Empezamos con una obra social fundida, devastada, tercerizada, sin política de salud, sin políticas de género. Hoy la estamos dotando de política, porque es lo que necesita la obra social: políticas y herramientas que garanticen derechos”. Participaron del encuentro la directora de Gestión Institucional Patricia Carnevale y la jefa de Despacho de Presidencia Gilda Balmaseda.

Más tarde, Estela Díaz firmó junto al ministro Augusto Costa la resolución que institucionaliza la nueva Mesa Transversal de Géneros de la provincia de Buenos Aires, que trabajará en conjunto con el Ministerio de Producción, Ciencia e Innovación Tecnológica para promover la igualdad y la eliminación de las violencias por razones de género.

La ministra Estela Díaz se refirió a lo significativo de la fecha y expresó: “Nos anima la felicidad de nuestro pueblo, de las mujeres y diversidades que se realiza en vidas autónomas, plenas, vivibles”.

Augusto Costa, destacó el trabajo de quienes dieron el puntapié para la conformación de la Mesa: “Quiero agradecer todo el trabajo que encabezaron y realizaron las compañeras y nosotros por supuesto. Nosotros empujamos y acompañamos esta iniciativa clave, y en ese sentido me parece que estamos llegando a un punto donde se está institucionalizando la importante tarea por parte de todas las compañeras, clave para que haya una Provincia más igualitaria y libre de todo tipo de violencias”.

La conformación de la Mesa surge como propuesta de construcción colectiva para el intercambio y fortalecimiento de acciones y políticas. Para esto, articulará entre las distintas áreas ministeriales para transversalizar las políticas de género, a la vez que propondrá espacios de concientización, asesoramiento y recomendaciones para la generación de acciones y estrategias concretas de políticas públicas con perspectiva de género.

Tagged