Este jueves llegan las más de 900 mil dosis de la vacuna de Sinopharm desde Beijing

Salud Titulares

La misión emprendió el regreso desde la capital china ayer por la tarde, y en horas de la noche aterrizará en Ezeiza. Se espera por un nuevo lote de Sputnik V.

El vuelo de Aerolíneas Argentinas (AA) que trae al país desde China 904 mil de dosis de la vacuna Sinopharm contra el coronavirus llegará al aeropuerto de Ezeiza este jueves, alrededor de las 22 horas.

El Airbus 330-200, matrícula LV-GIF, con la nominación AR1050, despegó ayer a las 18.50 de Argentina (5.50 hora local) rumbo a la escala en Madrid.

“En marcha el procedimiento de carga de las vacunas en el Aeropuerto Internacional de Beijing. Si todo continúa de acuerdo a lo planificado, a las 21.50 hs de mañana estaremos aterrizando en el Aeropuerto de Ezeiza”, precisó el presidente de la aerolínea de bandera, Pablo Ceriani, en las redes sociales.

El vuelo había aterrizado en Beijing el mismo miércoles a las 14.32 hora argentina (1.32 de la mañana del jueves en la capital china), tras haber partido el martes a las 13.08 desde Ezeiza y realizar una escala en el aeropuerto de Barajas, en Madrid, para recargar combustible.

El tiempo de carga en la capital china fue de casi cuatro horas y media y de acuerdo a fuentes aeronáuticas todo se desarrolló de manera normal.

Finalmente, el último tramo del viaje partió desde Barajas a las 9.40 de Argentina (13.40 hora de España) para aterrizar en Ezeiza en la noche de este jueves.

Como en los otros casos en los que se concretaron vuelos para el transporte de insumos sanitarios desde China, en esta ocasión viajan a bordo de la aeronave 20 tripulantes, entre comandantes, copilotos y personal técnico.

Una vacuna con algunas diferencias

De acuerdo a lo indicado por el presidente de Aerolíneas, “para el traslado de las vacunas, que en este caso requieren de una refrigeración entre 2 y 8 °C, se utilizan envirotainers”, que son contenedores especiales con control activo de temperatura.

“Esto nos permite trasladar un mayor volumen de vacunas en la bodega del avión”, completó Ceriani.

Otro detalle distintivo respecto de las que se venían utilizando es el precio: mientras que la Sputnik V es adquirida por el Gobierno con un costo de US$9,50, la BBIBP-CorV (china) tiene un costo de casi US$20.

El desarrollo del laboratorio Sinopharm presenta un 79% de eficacia y, como la mayoría de los que se encuentran en uso, consta de dos componentes, por lo cual el lote servirá para inocular a más de 450 mil argentinos.

No obstante, como ANMAT aún se encuentra dialogando con el organismo fabricante acerca de los estudios en mayores de 60 años, temporalmente sólo se encuentra habilitada para el segmento de 18 a 59 años de edad.

Es por esto que distritos como la provincia de Buenos Aires anunciaron que con esta tanda profundizarán la vacunación de docentes y no la de adultos mayores. Sobre el personal de salud, por su parte, la inmunización está próxima a completarse, aunque cabe recordar que la vacunación es voluntaria y podría quedar una porción sin inmunizar por decisión personal.

En CABA, por su parte, anunciaron que continuarán aplicando dosis a trabajadores de la Salud, y comenzarán con profesionales de la enseñanza una vez concluido este grupo.

En tanto, Aerolíneas Argentinas recordó que la compañía “ya realizó cuatro vuelos a la ciudad de Moscú” y que en esos viajes “arribaron al país un total de 1.220.000 dosis de Sputnik V”.

Sin embargo, en las últimas semanas se comenzaron a registrar retrasos en la entrega de lotes, razón por la cual la asesora presidencial, Cecilia Nicolini, viajó a Rusia el sábado pasado.

Según explicaron desde el Instituto Gamaleya, la demora se debe, en parte al crecimiento exponencial de la demanda, y en parte a retrasos en los controles de calidad de las tandas que desde hace un tiempo vienen siendo producidas en otros países para dar a vasto con las cantidades requeridas.

Cecilia Nicolini junto a Carla Vizzotti.

Si bien las más de un millón de dosis traídas hasta el momento procedían desde Rusia, los próximos lotes llegarán desde otros países con expertiz en tecnología farmacéutica a los que se les habilitó la patente.

Es por esto que la idea de la misión de Nicolini es generar un cronograma previsible de entrega de lotes, luego de verificar cómo se desarrollan los vínculos entre el Instituto Gamaleya y los laboratorios productores de otros países que se vienen encargando de la producción masiva.

“Viajó a la Federación Rusa para poder seguir de primera mano y bien de cerca el avance de la transferencia de tecnología, la producción y el cumplimiento del cronograma”, detalló la ministra de Salud, Carla Vizzotti recientemente.

En este marco, se espera que en los próximos 15 días arribe una nueva tanda de la Sputnik V.

Tagged