El último adiós a Sabella, un querido por todos

Sociales Titulares

El ex técnico de la Selección e ídolo de Estudiantes fue despedido a lo largo y ancho del país. Desde las autoridades nacionales hasta los hinchas de Gimnasia, el homenaje a Pachorra.

Por Ezequiel Ian Pérez.

El ex jugador de fútbol y Director Técnico, Alejandro Sabella, falleció este martes luego de permanecer internado por más de una semana en el Instituto Cardiovascular de CABA. La noticia generó conmoción entre los argentinos, que lo recordaron como el último que le dio la ilusión de una Copa del Mundo a la Selección.

“Pachorra” fue un exquisito enganche, surgido de la cantera de River, donde debutó en 1974 y cortó una racha de casi 20 años sin títulos locales al año siguiente. En total, cosechó tres títulos en el millonario: Metropolitano ‘75, Nacional ‘75 y Metropolitano ‘77.

Su carrera continuó en Sheffield United, donde arribó en 1978 y jugó tan sólo dos años, pero dejó una gran impresión. Fue uno de los primeros argentinos en desembarcar en el fútbol inglés, y, tras dos años, continuó en el Leeds, club que actualmente dirige Marcelo Bielsa.

El homenaje de Sheffield en sus redes sociales.

A fines de 1981, tras el llamado de Carlos Salvador Bilardo, arribó a la que terminaría siendo su casa. A pesar de ser un futbolista de varios años de trayectoria, Sabella se identificó fuertemente con la férrea identidad de Estudiantes, cuyo equipo era dirigido por uno de los máximos exponentes de la escuela pincharrata.

En La Plata ganó el Torneo Metropolitano ‘82 y el Nacional ‘83, con un gran desempeño individual y colectivo. Un equipo que desmitificó los estereotipos en torno a las “ideologías” del fútbol nacional, logrando un notable nivel futbolístico que, tiempo después, sería reconocido hasta por el propio César Luis Menotti.

De la mano de Bilardo, también, vistió la celeste y blanca en la Copa América de 1983. En medio de su estadía en el pincha, se fue a préstamo a Gremio de Porto Alegre, donde también dejó su huella. En Argentina, terminaría jugando en Ferro entre 1987 y 1988, para culminar su carrera a los 35 años en Irapuato, de México.

Imagen: El Gráfico.

Pachorra DT, el que devolvió la ilusión

En el banco de los suplentes, Sabella acompañó durante muchos años a Daniel Alberto Pasarella como ayudante. Allí, dirigieron a River, las selecciones de Argentina y Uruguay, Parma, Corinthians y Monterrey de México.

Pero en 2009 se largó solo, y vaya debut que tuvo como entrenador: Campeón de la Copa Libertadores con su amado Estudiantes. A fines de ese año, llevó contra las cuerdas al Barcelona de Guardiola, Messi, Henry e Ibrahimovich, entre otros, ganándole la final del Mundial de Clubes hasta los 88 minutos de partido.

El resultado final no empañaría el colosal desempeño del equipo pincha.

El intendente de La Plata también despidió a Alejandro Sabella.

Luego de eso, en el año 2010 cosechó un subcampeonato en el Clausura, detrás de Argentinos Juniors, que en la segunda mitad del mismo año pudo vengar, coronándose campeón del Apertura, por delante de Vélez.

Uno de los discursos memorables de “Pachorra” se dio en torno a aquel campeonato, con una contundente valoración de Vélez Sarsfield, quien había sido su máximo competidor.

Tiempo después, arribó a la Selección Nacional, para disputar las Eliminatorias para Brasil 2014. Allí, tras un arranque con ciertos inconvenientes, el equipo despegó ganando categóricamente la mayoría de los partidos y, finalmente, la eliminatoria.

Así lo recordó la CONMEBOL en la cuenta de la Copa Libertadores.

Lo que ocurrió después es historia conocida. Un equipo sólido, equilibrado, repleto de estrellas con mucha conciencia del hacer colectivo, que disputó, probablemente, su partido más competitivo en la final, perdida ante Alemania en el Segundo Tiempo de alargue.

Por siempre sería recordado como aquel que, tras 24 años, puso a los argentinos ante una nueva final del mundo. El que más acercó a la gloria a Lionel Messi, el heredero que, por ahora, no logra coronar una carrera estelar con un título en la Selección.

Querido por todos, despedido por todos

El fallecimiento de Sabella caló hondo entre los argentinos, provocando un profundo dolor entre los hinchas de Estudiantes, que rápidamente comenzaron a llevar camisetas, banderas y flores como ofrenda en la puerta de su casa. También se le rindió homenaje en el flamante estadio de 1 y 57 y se inundaron las redes sociales de saludos, imágenes y videos.

El presidente de la Nación, Alberto Fernández, publicó un discurso del ex DT, lo recordó como “un hombre con dignidad, de convicciones y principios”, y concluyó: “Hoy se fue un verdadero maestro del fútbol. Mis condolencias a sus familiares y seres queridos”.

La vicepresidenta, Cristina Fernández de Kirchner, también lo despidió, con una imagen del día en que recibió a los subcampeones de Brasil 2014.

“Todavía lo recuerdo pidiéndome perdón por no haber podido traer la Copa del Mundo a la Argentina en 2014. Alejandro Sabella: gran director técnico de fútbol y muy buena persona con un alto compromiso social. Mis condolencias a su familia y seres queridos”, escribió la ex presidenta.

“¡Hasta siempre, Profesor! Usted es la estrella que elegimos y que llevaremos con orgullo en nuestro pecho. Gracias por tantas enseñanzas y por su legado. Descanse en paz, la Familia Pincha lo recordará eternamente”, escribió Estudiantes de La Plata en uno de los tantos mensajes dedicados a su ídolo.

La Asociación del Fútbol Argentino (AFA) expresó que, “a través de su Presidente Claudio Tapia, lamenta profundamente el fallecimiento de Alejandro Sabella, ex entrenador de Argentina, y envía su más cálido abrazo a familiares y seres queridos”.

Un “tripero” se acercó a despedirlo al estadio de Estudiantes.

Paradójicamente, quizás una de las despedidas más simbólicas de lo que fue “Pachorra” para los argentinos, la realizó un hincha de Gimnasia, tradicional rival de Estudiantes en La Plata.

Contra todos los pronósticos, un hombre con una camiseta del lobo se acercó a la puerta del estadio de calle 1 y dejó un ramo de flores.

Un simpatizante pincha lo filmó, mientras explicaba que el equipo de Estudiantes donde jugó Sabella “terminó con las antinomias”, ya que “jugó un gran fútbol en un club al que le decían antifútbol”, y lo recordó como “una gran persona”.

Tagged