El estado de salud de Susana Giménez, internada por Covid-19

Cultura Sociales Titulares

La diva atraviesa un sensible momento de salud luego de haber contraído la enfermedad, a pesar de que había recibido las dos dosis de la vacuna de Pfizer.

Este jueves por la noche, la diva argentina de 77 años, Susana Giménez, fue internada en Punta del Este luego de haber sido diagnosticada con Covid-19 positivo, luego de presentar desmejoras en su estado de salud.

El miércoles pasado había trascendido la noticia de su contagio, que preocupó a muchos de este lado del Río de La Plata, debido a la edad avanzada de la actriz y conductora ícono de la cultura nacional.

En horas de la noche de ayer, profesionales de la salud resolvieron trasladarla al Sanatorio Cantegril de la reconocida ciudad uruguaya para realizarle un seguimiento pormenorizado, ya que presentaba una baja saturación de oxígeno en sangre.

La información fue difundida por el hermano, Patricio Giménez, que también detalló que la diva estaba sufriendo severos dolores corporales, un síntoma habitual en pacientes infectados con el Sars-CoV-2.

Susana Giménez junto a su hermano, Patricio.

En el centro de salud, a “Su” se le realizaron análisis de sangre, una tomogradía de pulmones y una placa de tórax, a los fines de conocer cuál es el estado de salud tras el déficit de oxígeno en sangre que venía arrastrando en las últimas horas.

No obstante, al momento, la conductora se encuentra en la sala común del sector aislado para tratamiento de Covid-19 que tiene el sanatorio, y no había sido necesario su traslado a terapia intensiva.

En tanto, desde el sanatorio informaron que alrededor de las 13 horas del mediodía se conocerá el parte de salud.

La mediática, de trayectoria histórica en la pantalla grande y en la tv de nuestro país, se radicó en mayo del año pasado en la turística ciudad del país vecino, en medio de las fuertes restricciones que regían en la Argentina.

En las redes sociales los usuarios le desearon fuerza a la diva.

Allí, el pasado 24 de abril recibió la primera dosis de la vacuna de Pfizer contra el virus pandémico, y a pesar de que la segunda inoculación le correspondía a fines de mayo (alrededor del 28), finalmente se la aplicaron el pasado jueves 3 de junio.

Menos de una semana después, se conoció la noticia de su diagnóstico positivo y, aunque en las primeras horas se destacó que transitaba la enfermedad en buen estado de salud, aunque con fuertes dolores, finalmente fue hospitalizada en la noche de ayer.

La evolución de su estado de salud en los próximos días será fundamental, ya que muchos profesionales de la salud coinciden en que el punto álgido del impacto del virus sobre el organismo se da en los días posteriores a la primera semana incubándolo.

Se espera que la inmunidad otorgada por la inmunización juegue un papel fundamental en la evolución del cuadro.

Tagged