Campaña: “Mejores Reglas para las Organizaciones Sociales”

Sociales Titulares

Mejores Reglas para las Organizaciones Sociales es la campaña para que los clubes, comedores comunitarios, centros culturales, organizaciones de base, fundaciones y demás entidades sociales puedan contar con un marco fiscal y laboral adecuado, basado en normas simples y trámites gratuitos.

Las organizaciones sociales y sus equipos transforman la vida de millones de personas, pero a diario se enfrentan a trámites y obstáculos que las frenan y las complican. Ellas, más que nunca y más que nadie, necesitan menos trabas.

El Estado no mejora las reglas que regulan el sector, sometiendo a las organizaciones de la sociedad civil a burocracias que las frenan, normativas que las ignoran, impuestos que las debilitan y regulaciones que las complican. Se necesitan reglas que las potencien y que faciliten su tarea de llevar calidad de vida a todas y todos.

Es necesario un régimen laboral ajustado a la dinámica de contrataciones de entidades sin fines de lucro, un encuadre normativo que posibilite asumir y resguardar las diferentes relaciones laborales que se dan en las organizaciones. Es preciso lograr una reducción o una cofinanciación estatal de las cargas sociales, así como la adopción de contratos de trabajo por proyecto y la creación de un régimen laboral en base a la escala y dimensión de cada entidad.

Al mismo tiempo, se requiere una normativa fiscal distinta: simplificación de trámites y una “ventanilla única” para presentar documentación ante los organismos de control (IGJ, AFIP y UFI). Esto evitaría no solo la duplicidad de presentaciones, sino también los altos costos y las demoras. A su vez, se propone que todos los trámites a realizar ante las distintas autoridades de fiscalización sean gestionados a través de la plataforma de Trámites a Distancia (TAD), y que se habilite a presentar una única Declaración Jurada Anual.

El CUIT y la exención provisoria en el impuesto a las ganancias deberían otorgarse con la sola obtención de la personería jurídica. Esto es necesario para facilitar el acceso a diversas fuentes de financiamiento (donaciones, aportes del sector privado, programas de ayuda estatales). Y, en pos de la sostenibilidad de las organizaciones, el porcentaje de deducibilidad a los donantes debe dejar de ser tan exiguo y limitado.

La sociedad civil se une porque necesita un marco laboral y fiscal adecuado. Mejores Reglas Para Las Organizaciones Sociales quiere poner en agenda esta urgencia del sector a la vez que pedir el apoyo de firmas en www.mejoresreglasosc.org.ar para lograr la atención del poder legislativo y ejecutivo.

El consumo de las organizaciones tiene un fin social. Por eso, debe promoverse un encuadre impositivo distinto, que contemple beneficios en aquellas actividades comerciales e industriales que se llevan adelante para generar recursos destinados a sostener los objetivos institucionales. Es importante que no se grave el IVA y que se mantenga la exención en el impuesto a las ganancias; que se reduzcan las tasas de bienes y servicios facturados a las organizaciones sociales, y que se adecuen las tasas de los servicios públicos.

Además, las entidades de bien público no deberían abonar el impuesto sobre los créditos y débitos bancarios. Y las entidades bancarias tendrían que fijar condiciones más ventajosas para la apertura de cuentas, y menores costos en lo que respecta a obtención y uso de tarjetas de crédito.

Las iniciativas de las organizaciones sociales complementan el impacto de las políticas públicas. El rol del Estado es estratégico para poder promoverlas, fortalecerlas y aumentar su impacto. 

Es momento de que se preste atención a quienes trabajan por el bien común, a quienes a diario la pelean por todas y todos.