Cambian los comisarios, pero desde la zona norte platense advierten: “Las marchas siguen”

Policiales Politica Sociales Titulares

Entrevista: en City Bell, la preocupación por la inseguridad unió a los vecinos, que aclaran que a pesar del cambio en la cúpula de la comisaría local, continuarán reclamando “cambios estructurales”.

Por Ezequiel Ian Pérez.

El reciente cambio en las autoridades de nueve comisarías de La Plata incluyó a las seccionales de varias localidades de la zona norte de la capital bonaerense. City Bell, Villa Elisa, Gonnet y Gorina son algunos de los barrios que verán cambios en las cúpulas policiales, además de Los Hornos, Villa Elvira, Hernández, Melchor Romero y Villa Ponsati.

No obstante, esta rotación, reconocida como “rutinaria” por parte de las autoridades de Seguridad bonaerense, no genera grandes expectativas entre los vecinos, que han avanzado a paso firme en su reclamo ante los hechos delictivos constantes.

Desde Info360 contactamos a Héctor Tassino, un referente entre la comunidad de City Bell.

Es creador y administrador de “City Bell Ordenado”, un grupo de Facebook que nuclea más de 12 mil integrantes de la comunidad donde se comparte información, imágenes del barrio y su historia, se consulta por recomendaciones varias, y también se denuncian situaciones de inseguridad.

Con el correr del tiempo, ante la reiteración de hechos, modus operandi, experiencias similares entre vecinos, se organizaron acciones colectivas desde allí para poner de relieve la problemática: notas enviadas al gobernador firmadas masivamente; reuniones con funcionarios del Ministerio de Seguridad, y en las últimas semanas, manifestaciones y cortes de calle exigiendo respuestas a las autoridades.

El director provincial de proyectos comunitarios, Santiago Sanguinetti, acudió a varias reuniones en la zona norte entre mediados y fines del año pasado.

Entrevista

– ¿Cómo toman los vecinos organizados el cambio de comisario en plena cruzada contra la inseguridad?

– Te puedo adelantar que las marchas siguen, estos cambios pueden ser parte de un maquillaje. Lo que buscamos son cambios estructurales, que no competen sólo al ámbito policial. Se le exige al arco político total que se tomen en serio este problema

– ¿Hasta el momento hubo una sola marcha o más de una?

– Dos marchas y algunos cortes hasta el momento. Esta semana se van a realizar el miércoles en Villa Elisa y el jueves en City Bell.

– ¿Hay un acompañamiento entre vecinos de las localidades?

– Claro, la comunidad de City Bell es la que convoca todas las localidades, en Villa Elisa es más puntual, a pedido de varios que no se pueden movilizar a City Bell.

Sabemos que en algunos casos quedaron a disponibilidad comisarios, el resto es rotación. El mismo Ministerio no adjudica los cambios a las protestas. Por eso las marchas siguen y con el mismo lema: #AcáNo.

– Entonces, ¿El cambio en la cúpula de la comisaría no despierta grandes expectativas entre los vecinos?

– No, para nada. Te diría que en los comentarios se hace mención al número de veces de este ejercicio: en los últimos 15 años, 20 cambios en Villa Elisa.; en City Bell, 4 en 3 años. Los hechos de inseguridad se multiplican por el número de cambios de comisario, la solución no la vemos por ese lado.

La fuerza policial responde a dos jefes: el Ministerio y el poder judicial. Ambos descoordinados, y para ambas jefaturas deben estar entrenados y preparados. Por un lado, les exigen la perfección del procedimiento, y por el otro les piden acción, estrategia y estadísticas. Pero no invierten en capacitación y pertrechos, andan en móviles desgastados por tener que cubrir cada vez más territorio.

Los legisladores no modifican leyes para que no sean tan ambiguas las sentencias y largos los procedimientos judiciales, al punto que la condena puede ser más corta que la detención en la comisaría. No se invierte en rehabilitación, son cárceles de reclusión, no de reinserción.

Si no exigimos en un año electoral este tipo de demandas, estructurales y completas, aggiornadas a la realidad actual con mirada a un futuro aún más complejo, nos tapa el agua.

Movilización de vecinos el pasado 8 de febrero. Fuente: City Bell Ordenado.

– Recuerdo una interpelación de los vecinos y vecinas de City Bell al Ministerio de Seguridad hace algunos meses, ¿Cómo prospera ese contacto? ¿Se sigue trabajando en contacto? 

Está un tanto suspendido. Estas reuniones tenían por intención armar foros de seguridad. 

-¿Pudieron transmitir también estas inquietudes de carácter más estructural y menos “urgente”, por así denominarlas?

– Se transmitió eso sí, pero no era el fin del acercamiento al Ministerio. Era poner en blanco sobre negro la estadística de las denuncias en sede policial con las de la vecinos en forma directa, siempre superior a las de sede policial. Con el estado de efervescencia de la gente, era inviable ese tipo de reunión.

Las marchas por repetición mismo día misma hora tienen por intención poner en la agenda electoral el tema inseguridad para que surjan propuestas serias, contundentes. Que se adapten al estado actual social.

– ¿Se prevé una cierta regularidad en las manifestaciones en los próximos meses?

– Si, todos los jueves desde Cantilo y Centenario hasta la Plaza Belgrano. A las 18.30 es el encuentro y de ahí se marcha a la plaza, pacíficamente, sin cánticos contra nadie. En la plaza, un especialista en seguridad dará una charla para saber detectar momentos y lugares de riesgo, estar alertas al reconocerlos.

La idea es aprovechar ese momento de reunión comunitaria y compartir tips que ayuden a paliar este momento, que produjo un cambio en la idiosincrasia de la zona.

Ojalá otras comunidades con este flagelo tomen la Posta y también digan #AcáNo. Que despierten a la realidad, que si no exigimos a los políticos en su conjunto se pongan los pantalones largos y atiendan el problema de raíz sin tanta grieta destructiva y carrera por ganar espacio político: avisarles que se van a quedar sin pueblo.

Julio Garro confirmó que la reunión con la provincia por el tema de seguridad es inminente.

– ¿Hubo contactos con el municipio? ¿Qué acciones les cabe a las autoridades comunales en términos de seguridad?

– Si hay contacto. Se hizo una larga lista de luminarias apagadas, y se controla a diario con el responsable del sector lo que se va cumpliendo. También se pidió más presencia de la guardia urbana y tránsito. Así, de este modo, el estado esté más presente y genere disuasión.

Se está presentando las zonas que vemos es importante patrullar a distintas horas. Toda la zona norte presenta todo tipo de característica urbana: centros comerciales concurridos; zona de quintas; zona de casas con mucho terreno; barrios populares, y hasta zona rural. Eso hace que el tipo de delito se de a toda hora pero en distintos focos: El cuento del tío; el salto del cerco por algo olvidado en el jardín; la entradera; la mechera; el escruche, etc.

La zona de Arturo Segui, El Rincón, Los Porteños, están a la buena de Dios es muy rural y muy cerca de la 36 que conecta con otros partidos

Las cuadrículas del comando de patrullas no sólo no están cubiertas con la cantidad de patrulleros, sino que son la misma cantidad que hace 15 años. Eso no se modificó, y la zona ha crecido exponencialmente en territorio y población. movimiento de una hoja con el viento. Si no se ponen a trabajar en serio. Nos lleva puestos la tormenta. Esto no se arregla apuntalando.

Tagged