Brutal robo en Punta Lara: la golpearon hasta desmayarla y huyeron con $30 mil

Policiales Titulares

Los delincuentes tenían información de un presunto cobro de un seguro, y golpearon a la mujer durante más de media hora para que les entregara el dinero.

Este domingo por la noche, una mujer de 46 años sufrió un violento asalto en su casa de Punta Lara, luego de que un grupo de ladrones la engañaran para poder acceder a su vivienda y le exigieran la entrega de un dinero del que aparentemente habían sido informados.

El hecho ocurrió cerca de las 21 horas en 9 bis entre 70 y 74, cuando varios hombres se acercaron a la puerta de su casa y le dijeron que su marido había tenido un accidente, mencionando su nombre y apellido.

Preocupada, salió a averiguar qué había ocurrido, y allí fue cuando los agresores la amenazaron a punta de pistola y lograron ingresar junto con ella a la vivienda

La víctima, identificada como Silvia Guzmán, aseguró en diálogo con Diario El Día que ni bien entraron a la propiedad comenzó una escena de violencia inusitada, pegándole en primer lugar a ella y luego a su perro, que ladraba.

Los quejidos de la mascota alertaron a la hija de Guzmán, que observó la situación y alcanzó a esconder la computadora, tomar su teléfono celular y esconderse en un galpón, desde el cual llamó al 911 para que las autoridades policiales intercedieran.

No obstante, los agentes acudieron luego de que los atacantes habían huido.

Mientras tanto, la mujer fue golpeada y amenazada durante más de media hora, a la búsqueda de un gran monto de dinero del cual habían sido informados que la familia tendría en su poder.

“Estos tipos me hicieron cosas terribles. Me pegaron, me ataron y me hicieron lo peor que le podrían haber hecho a una mujer”, narró la víctima. Entre otras escenas que recuerda, contó que le dijeron que no se haga la “tonta”, y que ellos sabían que “hace poco cobraron un seguro”.

Lo cierto es que Guzmán les entregó 30.000 pesos, correspondientes al sueldo que había cobrado su marido, aunque insistieron en que buscaban “la plata grande”. Frustrados, los delincuentes le propinaron un golpe en la cabeza que desvaneció a la mujer.

Al cabo de 45 minutos, recobró la conciencia ante el llamado de su hija, que se encontraba junto con efectivos policiales.

La víctima está segura de que alguien “la vendió”, filtrando la información de que su familia debía cobrar el dinero del seguro, tras un accidente que había sufrido su esposo. No obstante, por el contexto de pandemia, aún no habían iniciado los trámites, aunque los agresores tenían información diferente.

Tagged