Bolivia reconoció un matrimonio homosexual por primera vez

Mundo Sociales Titulares

A pesar de que la Ley no contempla esta unión, una pareja libró una gran batalla judicial para que le reconozcan ese derecho.

El Estado Plurinacional de Bolivia dio un gran paso hacia la igualdad de derechos, el pasado jueves tras el reconocimiento, por primera vez en la historia, de la unión libre entre dos personas del mismo sexo.

Se trata de David Aruquipa, de 48 años, y Guido Montaño, de 45, dos importantes activistas por los derechos de la comunidad LGBT, que emprendieron una ardua contienda judicial de más de dos años para que su matrimonio sea aprobado por las autoridades de su país.

Ambos llevaban como pareja 11 años, varios de los cuales ocuparon en elevar cartas, trámites burocráticos y recursos legales para que el registro civil reconociera su unión. Tras interminables meses visitando juzgados, salas constitucionales y otras entidades, finalmente lograron su propósito.

El registro del momento.

Contra las negativas y rodeos interminables de diferentes órganos estatales, interpusieron apelaciones basadas en estándares internacionales de derechos humanos y principios constitucionales que rechazan la discriminación.

De esta manera, el pasado jueves 10 de diciembre coronaron una auténtica lucha por sus derechos con su unión. En 2018 habían elevado la primera solicitud de inscribir legalmente su matrimonio al Servicio de Registro Cívico, que la rechazó bajo el argumento de que la Constitución boliviana no contemplaba su pedido.

El Órgano Electoral Plurinacional, uno de los cuatro poderes de Bolivia y a cargo del registro civil, fue el que hizo posible este histórico precedente, emitiendo una resolución que disponía el registro de la unión libre entre Aruquipa y Montaño.

“Esto suma a toda la conquista Latinoamericana y también boliviana de poder tener los mismos derechos en igualdad de condiciones”, resaltó Aruquipa, y a continuación añadió: “Es un peldaño inicial, pero lo que nos lleva hacia adelante es justamente transformar la legislación”.

La Constitución boliviana no consigna la unión civil entre personas del mismo sexo, sin embargo, las normas internacionales en derechos humanos tendrían una aplicación preferente.

“Este es un día muy importante para toda nuestra sociedad porque vamos a ser todas y todos mejores”, aseveró la representante adjunta del Fondo de Población de las Naciones Unidas, Cecilia Taborga, quien evaluó: “Vamos a ser una sociedad más justa, una sociedad que promueva y defienda los derechos humanos”,

Grupos de defensa de los derechos humanos y de la comunidad LGBT esperan que ese hecho sirva de aliciente para que la Asamblea Legislativa modifique el código de las familias que solo reconoce el matrimonio entre un hombre y una mujer.

Con información de Reuters.

Tagged