Asesinaron de un disparo en la cabeza a un chofer de la línea 218

Policiales Titulares

A raíz del crimen, la UTA confirmó un paro de 24 horas de todas las líneas de colectivos que transitan la zona oeste del Gran Buenos Aires. Hubo graves incidentes en una Comisaría.

Este jueves por la noche, un conductor de colectivo de la línea 218 fue asesinado de un disparo en la cabeza mientras transitaba las calles del barrio San Javier, Virrey del Pino. El hombre, identificado como Pablo Flores, de 28 años, falleció en el acto tras el brutal ataque.

El crimen desató la bronca de una gran cantidad de sus compañeros, que tras el anuncio de un paro de 24 horas para todas las líneas del oeste del Gran Buenos Aires, salieron a protestar exigiendo más seguridad.

En el marco del reclamo, los colectiveros realizaron cortes y piquetes tanto en la Avenida General Paz, a la altura de Juan Bautista Alberdi, como en la Ruta nacional N°3, en el kilómetro.

El corte de los choferes, esta mañana en la General Paz.

Además, en horas de la noche, un grupo se acercó a la comisaría ubicada sobre Ruta 3 para reclamar por más seguridad. La escena se tornó violenta, en medio de acusaciones cruzadas, y los efectivos policiales comenzaron a disparar con balas de goma desde la terraza para dispersar la concentración.

En respuesta, algunos manifestantes prendieron fuego varios patrulleros que se encontraban en la puerta del establecimiento.

La policía señaló que la represión inició luego de que los choferes comenzaran a golpear la puerta de la comisaría, mientras que la contraparte asegura que se encontraban esperando que alguna autoridad saliera a dialogar y comenzaron a recibir los balazos de goma.

Un paro que podría tomar dimensiones nacionales

Tras el conocimiento del asesinato de Flores, la Unión Tranviarios Automotor (UTA) determinó un paro desde este momento en toda la zona oeste del Gran Buenos Aires, en repudio absoluto por el asesinato de un trabajador”.

Así lo informaron a través de un comunicado oficial, donde además reclamaron a las autoridades “el compromiso inmediato y absoluto para brindar la seguridad que necesitan los trabajadores y las condiciones necesarias e imprescindibles para seguir cumpliendo una tarea esencial para la sociedad en medio de esta angustiosa pandemia”.

También acompañaron a los allegados del joven asesinado: “Abrazamos a la familia de nuestro compañero y a todos los trabajadores que cada día sufren el horror de la violencia que ya parece incontenible, teniendo en cuenta la cantidad de episodios cotidianos de inseguridad y la crueldad irracional de los delincuentes”.

El joven conductor asesinado.

Por su parte, el secretario de Prensa del gremio, Mario Calegari, afirmó que son “más de 40 líneas” las afectadas por el paro. Entre ellas, se encuentran la 378, 629, 180, 182, 86, 338, 406, 63, 96, 88, que pertenecen a la empresa “La Perlita” y la 163, 153, 136, 182, los ramales de colectivos que van desde el oeste hasta Ciudad de Buenos Aires.

“Es una locura lo que está pasando, lo que le ocurrió a este compañero. Por eso hemos decidido un paro de actividades para toda la zona Oeste de la provincia de Buenos Aires en solidaridad con este chofer. Estamos tratando de averiguar cuáles son los motivos del asesinato, si es que los hay”, enfatizó el vocero de la UTA.

Además, advirtió que, de no haber “una respuesta favorable por parte de las autoridades para que haya más efectivos de seguridad que eviten que estas cosas sigan sucediendo”, la medida de fuerza “se va a extender a todo el país”.

Reaparición de Berni

El ministro de Seguridad de la provincia de Buenos Aires, Sergio Berni, que bajó notablemente su perfil desde aquella polémica medida de fuerza de la bonaerense en reclamo de incrementos salariales, se hizo presente el corte de la General Paz.

Allí dialogó con la prensa en un tono elevado, ante el asedio de los medios, que lo rodearon. A los gritos, pidió orden y silencio para poder hablar, y señaló que los manifestantes iban “a sacar los colectivos para regularizar la circulación”.

Sergio Berni reunido con los compañeros del chofer asesinado.

Además, expresó: “vamos a trabajar con los choferes para diseñar un plan para darles más seguridad, acaban de matar a un compañero de ellos y vamos a hacer un plan”. En esta línea, al ser consultado por el pedido de los conductores, indicó que le solicitaron “lo que pide cualquier personas que trabaja en la calle: seguridad”.

En relación al homicidio, manifestó que “es una muerte lamentable, y lo que sí sabemos es que no fue un robo”. No obstante, aclaró: “el motivo del hecho lo investigará un fiscal, lo importante es que hay un compañero de ellos que está muerto y hay que dar una respuesta”.

Tagged