Asamblea de vecinos recordó que el COU de “Bruera/Garro” cumplió 11 años: “Nada que festejar”

Politica Sociales Titulares

Desde el perfil de Facebook Defendamos La Plata destacaron las consecuencias que el Código de Ordenamiento Urbano tuvo en la ciudad.

El jueves pasado se cumplieron 11 años de la aprobación del Código de Ordenamiento Urbano (COU), y la comunidad platense se encargó de recordar a sus responsables -por aprobación y sostenimiento-, así como los efectos que tuvo sobre la vida en la capital bonaerense.

“El 29 de abril de 2010, pese a las evidencias y llamadas de atención acerca de las nefastas consecuencias que traería para nuestra ciudad, se expulsó a periodistas y vecinos del Concejo Deliberante y se impuso, a puertas cerradas y sin presentar la documentación ni estudios necesarios el brutal COU bruerista -hoy sostenido por el incalificable Sr. Garro-”, expresa el duro posteo de la asamblea Defendamos La Plata.

En esa línea, también destacaron que “la documentación necesaria, estudios de impacto y prefiguración, siguen pendientes, once años después”.

A su vez, se hizo especial énfasis en que fue “observado en su momento en más de 35 puntos por la Provincia”, así como cuestionado por Organizaciones no Gubernamentales, la Universidad Nacional de La Plata (UNLP), asambleas vecinales, y la Suprema Corte de Justicia, que “lo suspendió -y hace 10 años tiene en estudio el caso-”.

También trajeron a colación que el código fue “emparchado” y nunca terminó siendo aprobado definitivamente por el Concejo Deliberante ni las autoridades bonaerenses.

EL CÓDIGO DE ORDENAMIENTO URBANO DE BRUERA/GARRO CUMPLE 11 AÑOS. Nada que festejar. El 29 de abril de 2010, pese a las…

Publicado por Defendamos La Plata en Jueves, 29 de abril de 2021

“Tres años más tarde, con la inundación de 2013, todo se lo llevó el agua sucia, que arrasó con nuestras vidas, nuestra memoria, nuestros recuerdos, las fotos familiares, los libros, los muebles”, lamentaron desde la asamblea.

 Como consecuencia de lo que consideraron un “desastre normativo”, precisaron que actualmente “conviven dos códigos: el anterior a las observaciones de Provincia y el emparchado”.

Defendamos La Plata las describe como “dos ordenanzas irregulares y ambiguas”, que no fueron aprobadas legalmente y “dan como resultado el triste espectáculo urbano que los platenses podemos ver todos los días”.

Entre las consecuencias “directas e indirectas” del COU, enumeraron: “La paradoja de suba de los precios de la vivienda y al mismo tiempo viviendas más pequeñas, sombrías e insalubres, anegamientos e inundaciones por la impermeabilización de humedales y zonas de absorsión, exclusión y multiplicación de asentamientos -y más violencia-”.

En torno a la utilización y aspecto del trazado urbano, denunciaron: “Atascos constantes del tránsito, multiplicación de accidentes viales, ruina del alma de la ciudad por la destrucción de su patrimonio único e irrecuperable, desbordes cloacales, merma de servicios, sombras eternas -por las exageradas alturas nuevas, que concentran la tierra en pocas manos, y bloquean el natural asoleamiento que era norma en La Plata, ciudad proyectada como Higienista-.

Inundación de La Plata, 2 de abril de 2013.

También le atribuyen “cierre de negocios y de oferta laboral, vandalismo, fuga a la periferia -lo que implica la elevación del nivel e impermeabilización de suelos en los contornos de la ciudad- y brutal caída en la calidad de vida del casco, palpable a simple vista, con sólo salir a la calle”.

En la publicación se vuelca la sorpresa por el hecho de que, tras la inundación de 2013, “increíblemente” continuaron las excepciones, los permisos de demolición, y de construcción “de cualquier cosa, sin estudios serios de su impacto ambiental”.

La asamblea lamenta que, más de una década después, poco ha cambiado en la capital bonaerense, a la cual describieron como “una sombra torva de la ciudad que fue hace sólo once años”.

Hacia el final, recordaron que “quienes ahora ocupan el Concejo miran para otro lado, faltando a su compromiso de derogarlo. Son cómplices de la deformación y empobrecimiento de la región y la ciudad”.

Por último, concluyeron señalando a un responsable actual: “el Sr. Garro, actual intendente, continúa con la habilitación irresponsable de demoliciones y construcciones fuera de toda lógica de planificación urbana. En algo lo encontrará beneficioso. Los perjudicados: la ciudad y los vecinos de La Plata, actuales y futuros”.

Tagged