18 platenses fueron elegidos para recibir un microcrédito productivo

Economía Sociales Titulares

Se trata de los finalistas del concurso organizado por el Centro de Estudios para la Autogestión de la Economía (CEAE) y el Ministerio de Desarrollo Social de la Nación, que en muy pocos días recibirán un microcrédito con una tasa de interés anual del 3% y la posibilidad de cuotificar el pago según las posibilidades de cada uno.

Los 18 beneficiarios fueron seleccionados por un jurado compuesto por 6 personas: dos miembros del CEAE, su presidenta Marisa Peralta y el dirigente platense Federico Martelli como socio fundador; el secretario general de la Confederación Nacional de Cooperativas de Trabajo (CNCT), Joaquin Fenández Sancha; Gustavo Jorajuría, CEO de Tecnom, empresa que brinda soluciones CRM para la industria automotriz; Jerónimo Larsen, director de la mutual UP y Jorgelina Perdomo, directora del centro cultural Casa Pulsar.

“Además de poder darle la posibilidad de desarrollar y consolidar su emprendimiento a vecinos de la ciudad de La Plata, el concurso nos dibujó un panorama más certero acerca de la población no bancarizada de la ciudad”, manifestó Gastón Moreira, responsable del área de microcréditos del CEAE.

Los ganadores son: Graciela García, docente telarista que confecciona prendas con simbología tradicional de los pueblos originarios; Roberto Ferreyra, que hace instalaciones eléctricas, riego automatizado y servicio técnico de aires acondicionados; Romina Ortiz, que es pastelera y creó ‘Alba Pastelería’; Leonel Ottaviani, que se dedica a la herrería artesanal y necesita herramientas para aumentar el volumen de su producción; Flavia Baca, egresada de la Facultad de Bellas Artes de la UNLP, que realiza ‘lápices plantables’, con semillas, que una vez utilizados se plantan; Zafra Becerra Jeinner Iban, que tiene una pequeña despensa y necesita ponerla en valor; Jonatan Albornoz, que hace jardinería hace 6 años; Yesica Roa, es cosmetóloga y necesita comprar una lupa cosmetológica; Silvina Poggi, es modista de alta costura pero la pandemia la llevó a armar su emprendimiento de lencería femenina; Julieta Moncalvillo, que se dedica al diseño y confección de zapatos artesanales en cuero; Ivana Mamani, que tiene un pequeño taller textil y necesita comprar insumos al por mayor para bajar los costos; Norma Santilli, peluquera; Juan Sarquiz, es luthier y necesita comprar herramientas para seguir con su oficio; Viviana Veizaga, que tiene una casa de comidas en en Melchor Romero; Daniel Luchessi, instala y repara aires acondicionados y calderas; Natalia Aguilar, que vende artículos de decoración del hogar junto a su cuñada; Jimy Wagner De La Cruz Hinostroza, que es electricista y Gustavo Nuñez, que se dedica a la mecánica y refrigeración de lavarropas y heladeras.

Tagged