Mar del Plata: un jubilado mató a un delincuente

Policiales Titulares

Con la polémica aún al rojo vivo por el asesinato de un ladrón por parte de un adulto mayor en Quilmes, en la ciudad balnearia ocurrió un caso similar. El fallecido había salido de la cárcel días atrás.

El hecho ocurrió este miércoles por la noche en el barrio Colinas de Peralta Ramos de Mar del Plata, cuando el joven irrumpió en una vivienda. El morador, de 81 años, le disparó un escopetazo mortal y el caso recuerda al ocurrido hace pocos días en Quilmes.

Según reportó el portal 0223.com.ar, el adulto mayor se encontraba en su casa, ubicada en Azopardo al 3300, cuando se dio cuenta de que tres ladrones intentaban ingresar. Ante esta situación se hizo de su escopeta Ruby Extra, calibre 14.32 y disparó contra uno de los malvivientes, que había logrado ingresar por la ventana del baño.

El fiscal Fernando Castro acudió al lugar de los hechos y ordenó el secuestro del arma, el celular del dueño de casa y su ropa. El tirador, ante los policías de la seccional tercera que se apersonaron en el domicilio, declaró: “cuando disparé la luz estaba apagada”.

El fiscal Fernando Castro, en diálogo con la prensa.
Cortesía: 0223.com.ar.

Horas después, Castro confirmó que lograron identificar al delincuente abatido gracias al análisis de sus huellas dactilares. Al respecto, detalló que no sólo tenía antecedentes penales, sino que “hace pocos días” había salido de la cárcel.

En torno al hecho, el fiscal informó que, según pudieron reconstruir los investigadores, habría ocurrido alrededor de las 23 horas del día de ayer. El hombre, que se encontraba durmiendo, despertó debido a los ruidos que lo alertaron. “Se acercó al baño y cuando vio que una persona que ingresaba, disparó”, explicó

El joven fue identificado como Lucas Nahuel Jerez, de 27 años.

Castro inició una causa por homicidio agravado por el uso de arma de fuego y tenencia ilegal de arma de fuego. De todas maneras, no dispuso ninguna medida que restrinja la libertad del implicado, ya que segun los primeros indicios, el caso se encuadraría en la categoría de legítima defensa.

Tagged