“Caducó” y “De esto no se habla a nadie”: mensajes de Whatsapp que complican a los rugbiers imputados por el asesinato de Fernando Báez Sosa

Policiales Sociales

En las últimas horas trascendieron algunos detalles de conversaciones por chat de los agresores del crimen de Villa Gesell que complican su situación penal. La fiscal pidió prisión preventiva para 8 de los 10 acusados.

Algunas de las pruebas que han sido recabadas desde el secuestro y la indagación de los teléfonos celulares de los rugbiers de Zárate comenzaron a conocerse en las últimas horas, comprometiendo aún más la situación de los detenidos.

Según se supo, alrededor de las 6 de la mañana del día del ataque -perpetrado entre las 4.40 y las 5 de la mañana a la salida de Le Brique- uno de los jóvenes envió un mensaje con la palabra “Caducó”.

En el marco de los hechos la fiscalía interpreta la expresión como una prueba de que los acusados tenían conocimiento de la muerte de Fernando apenas una hora después de haberla ocasionado.

A continuación, Ciro Pertossi, uno de los jóvenes más comprometidos por su accionar añadió que “De esto no se le habla a nadie”, lo cual evidencia que se habían percatado de que la situación era de gravedad.

El fiscal de Dolores, Diego Escoda, quien comunicó en la mañana de hoy el pedido de preventiva 8 de los rugbiers y cese de prisión de los 2 restantes.

Estas pruebas le incorporan mayor gravedad a las acciones emprendidas por el grupo en las horas posteriores al homicidio, ya que luego de esto algunos se dirigieron a un comercio gastronómico ubicado a poca distancia del lugar del hecho donde se sacaron fotos. Dicha actitud confrontada con los mensajes enviados podrían interpretarse como un intento de generar una coartada por parte del grupo homicida, consciente del asesinato cometido.

Según comunicó en la mañana de hoy el fiscal de Dolores, Diego Escoda, la fiscalía solicitó la prisión preventiva de Luciano, Lucas y Ciro Pertossi, Enzo Comelli, Máximo Thomsen, Matías Benicelli, Blas Cinalli y Ayrton Viollaz. Entre ellos, Thomsen y Ciro Pertossi se encuentran imputados como “coautores” del crimen, y acusados por la fiscal Verónica Zamboni de haber “acordado previamente darle muerte a la víctima”.

Por su parte, a partir de las ruedas de reconocimiento y la observación de los registros de video, se pidió el cese de detención de Alejo Milanesi y Juan Guarino por falta de pruebas en la comisión del hecho. Además, tampoco fueron identificados en las acciones posteriores, donde se interpreta el intento de desligarse del crimen.

A pesar de la liberación, los dos jóvenes continuarán siendo parte de la investigación pero, considerando que no existe peligro de fuga o de obstrucción de la investigación, la transitarán en libertad.

¿Que te parecio esta nota?

Deja tu opinion!

No hay votos hasta ahora! Sé el primero en calificar esta publicación.

Tagged